12 de enero de 2015

La Guerra de Biafra

Para comprender las causas de este conflicto hay que remontarse a principios del siglo XX, cuando Gran Bretaña estableció, en 1901, un protectorado en Nigeria, con el fin de explotar los recursos naturales del país. Este protectorado duró hasta 1960, momento en que fue proclamada la República Federal de Nigeria.

Antes de abandonar el territorio los ingleses dividieron el país en tres provincias autónomas, cada una de las cuales estaba dominada por el grupo étnico mayoritario: hausa-fulani en el norte, yorubas en el suroeste e ibos en el sureste (Biafra). A partir de 1962 empezaron las tensiones tribales y los conflictos internos, que acabaron con un golpe de estado en enero de 1966, que llevó al poder al general ibo Ironsi. Este golpe de estado fue disuelto por un contra-golpe en junio del mismo año, que llevó al poder a Yakubu Gowon. Estos sucesos llevaron a los ibos a reclamar la secesión.

El gobernador militar del Sudeste ibo, el coronel Odumegwu Ojukwu, anunció en el parlamento sureño la secesión de la región del sureste de Nigeria y proclamó, el 30 de mayo de 1967, la República de Biafra como nación independiente. Aunque gozaban de la simpatía europea y de muchas otras partes del mundo, sólo cuatro países reconocieron la recién fundada república. También se dice que una de las principales razones por las que Ojukwu proclamó la República de Biafra fue que no reconocía a Gowon como jefe de estado.

El gobierno nigeriano lanzó una "acción policial" para recuperar el territorio secesionista tras un avance de las fuerzas de Biafra en territorio adyacente no perteneciente a los ibos. La guerra empezó el 6 de julio de 1967, cuando las tropas federales nigerianas avanzaron en dos columnas hacia Biafra. La columna derecha entró en la ciudad de Nsukka, que cayó el 14 de julio, mientras que la columna de la izquierda tomó Garkem, que fue capturada el 12 de julio. Pero Biafra respondió con una ofensiva el 9 de julio, cuando las tropas se movieron a través del río Níger, desde el Oeste hacia las tierras del centro del país, pasando por la ciudad de Benin City, que se había proclamado también "república independiente", hasta alcanzar el 21 de agosto la ciudad de Ore, justo sobre la frontera del estado, a 130 millas al este de la capital de Nigeria, Lagos. Aunque Benin City volvió a manos de los nigerianos el 22 de septiembre, Biafra cumplió con éxito su primer objetivo de sitiar el máximo de tropas federales de Nigeria posible. Se necesitaron cuatro batallones de la Segunda División de Infantería de Nigeria para hacer retroceder a Biafra y eliminar las conquistas territoriales conseguidas en la ofensiva. Pero los nigerianos fueron expulsados tres veces al intentar cruzar el Níger en octubre.

Los nigerianos, en ese momento, calmaron sus ofensivas y empezaron un periodo de asedio a Biafra. Desembarcos anfibios de la flota naval nigeriana llevaron a la conquista de las ciudades sureñas de Bonny, al sur de Port Harcourt, el 26 de julio y del puerto de Calabar el 18 de octubre por parte de miembros de la tercera división de Marina de Nigeria. Al norte, las fuerzas de Biafra fueron obligadas a retroceder a su propio territorio, y la ciudad de Enugu (capital de Biafra) fue capturada por las fuerzas nigerianas de la primera División de infantería el 4 de octubre. Los biafreños resistieron en las tierras centrales ibos, siendo enseguida rodeados por las fuerzas nigerianas.

Desde 1968 en adelante, la guerra cayó en unas largas tablas, con las fuerzas nigerianas incapaces de realizar avances significativos en las zonas todavía bajo control biafreño. No obstante, otra ofensiva nigeriana, realizada de abril a junio de 1968, empezó a estrechar el círculo sobre Biafra, gracias a los avances en los dos frentes del Norte y a la conquista de Port Harcourt el 19 de mayo de 1968. Este asedio tuvo como consecuencia el desastre humanitario de hambruna e inanición en las áreas ibas, ya que una de las tácticas más utilizadas por las fuerzas nigerianas fue el sabotaje de las tierras de cultivo. Las imágenes de niños biafreños afectados por la hambruna dieron la vuelta al mundo, mientras que el gobierno de Biafra acusó a Nigeria de utilizar el hambre y el genocidio para ganar la guerra, reclamando la ayuda del resto de naciones.

Numerosos grupos de voluntarios organizaron vuelos de ayuda a Biafra, con comida, medicinas, e incluso en ocasiones armas. Tras entrar en el país, los voluntarios fueron atacados por el ejército nigeriano y fueron testigos de los asesinatos e inanición de civiles.

Las fuerzas federales nigerianas lanzaron su ofensiva final contra Biafra el 23 de diciembre de 1969, con una gran acometida por parte de la tercera división Marine Commando, que consiguió dividir el territorio biafreño en dos partes hacia finales de año. La ofensiva final, llamada “Operación viento de cola”, se lanzó el 7 de enero de 1970 con la incursión de la tercera división Marine Commando, respaldada por la primera división de infantería en el Norte y la segunda en el Sur. Las ciudades biafreñas de Owerri y Uli cayeron el 9 y 11 de enero, respectivamente.

La guerra acabó el 13 de enero de 1970 con la rendición final de las fuerzas de Biafra en Amichi, última ciudad controlada por su ejército. Unos días antes, Ojukwu huyó al exilio hacia la república de Costa de Marfil, dejando los detalles de la rendición a su diputado Philip Effiong. Para sorpresa del resto del mundo, la mayoría de las represalias y masacres prometidas no tuvieron lugar, y se intentó de manera sincera la reconciliación.

Como consecuencia del conflicto se produjo la destrucción del tejido productivo, contribuyendo a la hambruna y prolongando la pésima situación económica del país que además debía hacer frente al pago de las armas adquiridas durante la conflagración.

Se estima que alrededor de tres millones de personas murieron a causa de esta guerra, principalmente por hambre y enfermedades. Las consecuencias fueron devastadoras para la población civil.


Fuentes:
- perseo.sabuco.com
- enciclopedia.us.es

2 comentarios :

  1. Cuantos problemas causo la colonizacion, y la descolonizacion, en Africa. Llegamos los europeos, trazamos paises y fronteras como nos dio la gana y al marcharnos todo se descompuso...

    ResponderEliminar
  2. Fue la primera vez que los chicos de entonces veíamos por la tele las consecuencias de una guerra. Las madres nos decían: como no comas te vas a quedar como los niños de Biafra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.