16 de diciembre de 2018

Hallada una tumba en Egipto de 4.400 años de antigüedad


Las autoridades egipcias han anunciado el hallazgo de una tumba "única" y muy bien conservada que data de hace 4.400 años, de la época de la V Dinastía. La tumba pertenece a un sacerdote real y está ubicada en Saqqara, al sur de El Cairo. El ministro de Antigüedades de Egipto, Jaled el Enani, ha informado de que en la tumba del sacerdote Wahtye del rey Nefer Ir-Ka-Re está decorada con jeroglíficos y estatuas de gran importancia arqueológica. En la decoración de la tumba se pueden ver escenas de la vida del sacerdote con su madre, su esposa y su familia. Además, incluye numerosos nichos con estatuas cromadas de sus familiares fallecidos en la que es "la tumba más bella" hallada en lo que va de año. En las paredes figuran los nombres de la mujer del sacerdote, Weret Ptah, y de su madre, Merit Meen, e imágenes de la vida cotidiana: fabricación de cerámica y vino, ofrendas religiosas, actuaciones musicales, caza y fabricación de sarcófagos.

El sacerdote desempeñaba las labores de sacerdote real de purificación, era además el supervisor espiritual del monarca y el inspector de la santa embarcación real. La tumba está formada por una estancia rectangular de unos 10 metros de longitud norte-sur, 3 metros de ancho este-oeste y 3 metros de altura. Al fondo de la estancia hay un sótano.


La V Dinastía gobernó Egipto desde aproximadamente el año 2500 a.C. hasta el 2.350 a.C., poco después de que se construyera la gran pirámide de Giza. Saqqara fue la necrópolis de Menfis, capital del antiguo Egipto durante más de dos milenios.


Fuente:
* www.20minutos.es


9 de diciembre de 2018

Castillo de Bled


El Castillo de Bled es una de las edificaciones más impresionantes de Eslovenia, erigida en lo alto de un acantilado de 125 metros de altura sobre el lago Bled.

La primera referencia histórica al castillo de Bled proviene del año 1011, cuando se lo mencionó en un documento de traspaso de tierras firmado por Enrique II, quien donaba el castillo a los Obispos de Brixen. Poco después, en 1278, el castillo pasó a formar parte del patrimonio de los Habsburgo.

Su torre, construida en estilo románico, es la parte más antigua que se ha conservado de la construcción original, a la que fueron agregadas varias torres durante el transcurso de la Edad Media.


A lo largo de su historia, el castillo ha ido acumulando partes y ampliaciones en diferentes estilos, dando como resultado un castillo tan extraño como único en su diseño. También cuenta con una capilla que le fue añadida en el siglo XVI y posteriormente reformada, en la que destacan sus hermosos frescos del siglo XVIII.

Las diferentes estructuras se organizan alrededor de dos patios interconectados por unas escaleras, y en su entrada principal cuenta con un puente levadizo y un foso que rodea una parte del castillo. La cara que da al lago es prácticamente inexpugnable, y no ha necesitado de medidas defensivas en toda su historia.


Durante el año 2011 se celebró el milésimo aniversario de la construcción del castillo y en la actualidad se utiliza para la organización de diferentes eventos, entre los cuales las bodas suelen ser las más comunes.


Fuente:
* Recorriendo castillos. "El castillo de Bled, en Eslovenia".


26 de noviembre de 2018

Lady Margaret Beaufort, maestra de la intriga política

Lady Margaret Beaufort nació el 31 de mayo de 1443 en Bletsoe. Era hija de Margaret Beauchamp y John Beaufort, duque de Somerset. Tuvo siete medio hermanos del primer matrimonio de su madre con Sir Oliver St. John y más tarde tendría otro medio hermano, del tercer matrimonio de su madre con Lionel de Welles. Margaret nunca conocería a su padre: murió el 27 de mayo de 1444.

Lady Margaret Beaufort

Muerto su padre, Margaret se convirtió en una rica heredera y su tutela pasó automáticamente al rey, como era habitual, concediéndosela éste a William de la Pole, conde de Suffolk. No obstante, Margaret permaneció en un primer momento con su madre, que habría sido responsable de su educación temprana.

En 1450, su tutor, William de la Pole, era un personaje muy impopular y el parlamento ordenó su arresto1. Entre el 28 de enero y el 7 de febrero hizo que su hijo mayor, John de la Pole, se casara con Margaret, pero probablemente nunca vivieron como marido y mujer. Solo tenían ocho y seis años. Este matrimonio fue el último clavo en el ataúd de William: Margaret era, después de todo, una potencial heredera al trono y a él se le acusó de traición. Intentó escapar pero su barco fue interceptado.

En abril de 1453, Margaret y su madre asistieron a las celebraciones del día de San Jorge en el castillo de Windsor. El rey costeó el vestuario de Margaret. También ordenó que se concediera su custodia a sus hermanstros, Edmund y Jasper Tudor. Tenía en mente el matrimonio de Margaret con uno de sus hermanos. Edmund era el mayor y fue él con quien se casó el 1 de noviembre de 1455. Tenía solo 12 años, mientras que Edmund tenía 24. Su matrimonio con De la Pole fue anulado y Margaret siempre se referiría a Edmund como su primer marido.

El matrimonio se consumó de inmediato a pesar de que, según sus contemporáneos, Margaret tenía poca estatura y no estaba suficientemente desarrollada. Quedó embarazada a principios de 1456, pero Edmund no vivió para ver el nacimiento de su hijo. Murió a los pocos meses a causa de la peste. El 28 de enero de 1457, todavía con trece años, Margaret dio a luz a su único hijo, Enrique Tudor. Fue un parto difícil que estuvo a punto de causar la muerte de madre e hijo. Se consideró un milagro que ambos sobrevivieran. Se cree que Margaret no pudo tener más hijos debido a las secuelas de ese parto. A las pocas semanas del nacimiento de su hijo, Margaret ya había arreglado su tercer matrimonio, para evitar que se lo impusiera el rey. Después de un año de duelo por Edmund se casó con Sir Henry Stafford, el 3 de enero de 1458. Fue probablemente un matrimonio feliz y Henry se refería a ella como su «amada esposa».

Los tiempos se volvieron problemáticos. Cuando el rey Enrique VI empezó a mostrar problemas mentales, las diferentes facciones empezaron a pelear por el trono2. La esposa de Enrique VI, Margarita de Anjou, fue derrotada en la batalla de Towton y conducida a Escocia. Al mismo tiempo, el trono pasó a la casa de York en la persona de Eduardo IV. El joven Enrique Tudor no constituyó una amenaza inmediata para el nuevo rey, aunque fue despojado de sus tierras y puesto bajo la custodia de William Herbert. No obstante, a Margaret no se le impidió ver a su hijo y se mantuvieron en contacto.

Gran parte de la vida de Margaret estuvo dedicada a la religión y era famosa, incluso en su vejez, por el ayuno. Su vida diaria estaba estrictamente regulada en torno a la oración y la devoción, y rezaba tanto que se lesionó las rodillas y la espalda.

Isabel Woodville
El año 1469 vio el breve resurgimiento de la casa Lancaster, pero para 1471 Eduardo IV estaba de vuelta en el trono. Sir Henry Stafford, el marido de Margaret, fue herido en la batalla de Barnet y murió a causa de sus heridas el 4 de octubre de 1471. El joven Enrique se exilió junto a su tío; su sangre Lancaster era una seria amenaza. Margaret también sintió el peligro y no perdió el tiempo. Pronto encontró un nuevo protector y marido. En junio de 1472 se casó con Lord Stanley, personaje prominente en la corte. Una vez que demostrase su lealtad, Margaret podría usar esa influencia para obtener el favor para su hijo. Fue ganando influencia al convertirse en dama de honor de la reina, Isabel Woodville. Estaba en el camino adecuado para asegurar el regreso de su hijo a Inglaterra, cuando el rey Eduardo IV murió repentinamente el 9 de abril de 1483. Su hijo y heredero, ahora Eduardo V, tenía solo 12 años y fue interceptado en su camino a Londres por el duque de Gloucester, su tío, y el duque de Buckinham. Isabel Woodville se sintió lo suficientemente amenazada como para coger al resto de sus hijos y refugiarse en la abadía de Westminster. Más tarde se vio obligada a entregar al pequeño duque de York, de nueve años. El matrimonio entre Isabel de Woodville y Eduardo IV fue declarado nulo y sin efecto, por lo que Eduardo V y sus hermanos se convirtieron en ilegítimos y el duque de Gloucester fue proclamado rey Ricardo III. Margaret y su esposo asistieron a la coronación de Ricardo.

Lo que sucedió a continuación sigue siendo uno de los grandes misterios de la Historia. El niño rey y su hermano desaparecieron de la Torre de Londres, donde estaban recluidos, presuntamente asesinados. Nunca se ha sabido quién fue el responsable de esto.

Margaret contactó con Isabel Woodville, que aún permanecía en Westminster, para hablar sobre un posible matrimonio entre su hija Isabel de York y el hijo de Margaret, Enrique, si éste lograba derrocar a Ricardo III. Una primera conspiración en 1483 fracasó y Margaret fue acusada de alta traición. Fue condenada a muerte y la pena le fue conmutada por cadena perpetua, siendo puesta bajo arresto domiciliario.

Enrique VII de Inglaterra
Su vida cambió de nuevo en agosto de 1485. Su hijo Enrique regresó con un ejército de aproximadamente 5.000 hombres y derrotó al rey Ricardo en la batalla de Bosworth Field. Enrique Tudor era ahora el rey Enrique VII y Margaret la madre del rey.

Aunque no era reina por derecho propio, Margaret ocupó un lugar prominente durante el reinado de su hijo. Hizo voto de castidad y se aprobó un edicto que le daba autonomía para actuar como viuda a pesar de que su esposo estaba vivo. Se ganó una reputación de suegra difícil para su nuera, Isabel de York. Isabel y Enrique se casaron el 18 de enero de 1486 y en septiembre nació su primer hijo, el príncipe Arturo. Margaret estuvo presente en el parto y también asistió al nacimiento de su segunda nieta, la princesa Margarita, en noviembre de 1489. Enrique e Isabel llegarían a tener ocho hijos, aunque solo tres sobrevivieron hasta la edad adulta.

El rey Enrique VII murió el 21 de abril de 1509. Margaret quedó devastada por su muerte y en las semanas posteriores su salud se deterioró rápidamente. Vivió para ver la coronación de su nieto el 23 de junio de 1509 y seis días después falleció.


Notas:

1. Cuando el reino de Inglaterra perdió casi la totalidad de sus posesiones en Francia, se culpó a William de la Pole.

2. Estalló la guerra de las Dos Rosas, una guerra civil que enfrentó intermitentemente a los miembros y partidarios de la Casa de Lancaster contra los de la Casa de York entre 1455 y 1487. Ambas familias pretendían el trono de Inglaterra, por origen común en la Casa de Plantagenet, como descendientes del rey Eduardo III.


Fuentes:
* www.historyofroyalwomen.com. Margaret Beaufort – My Lady the King’s Mother
* www.historytoday.com. Lady margaret beaufort


Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.