10 de enero de 2012

7 cosas que no sabías sobre Juana de Arco

El pasado 6 de enero se conmemoró el 600 aniversario del nacimiento de Juana de Arco, aunque sólo supuestamente, porque no existen registros oficiales sobre la fecha y ella sólo pudo intuir vagamente que tenía 19 años cuando se le preguntó al ser juzgada por herejía en 1431. Fue en los años posteriores a su ejecución cuando se empezó a conmemorar su nacimiento el 6 de enero, día de la Epifanía para los católicos. Estas son algunas curiosidades sobre la legendaria Doncella de Orleans.

1. El verdadero nombre de Juana pudo ser Jehanne d'Arc, Jehanne Tarc, Jehanne Romée o posiblemente Jehanne de Vouthon, pero ella no utilizaba ninguno de estos.

Juana no procedía de un lugar llamado Arc, como la típica anglicanización del apellido de su padre, d'Arc (a veces traducido como Darc o Tarc), podría implicar. Por el contrario, Juana se crió en Domrémy, una aldea del noreste de Francia, y fue hija de un granjero y su devota esposa. Durante su juicio ante un tribunal eclesiástico en 1431, Juana se refiere a sí misma como "Jehanne la Pucelle" (Juana la Doncella) e inicialmente declaró que desconocía su apellido. Más tarde declaró que su padre se llamaba Jacques d'Arc y su madre Isabelle Romée, y agregó que en su pueblo natal a menudo las hijas tomaban el apellido de sus madres. En la Francia medieval, donde el nombre de la familia no se utilizaba mucho, "Romée" simplemente designaba a una persona que había hecho una peregrinación a Roma o a otro significativo destino religioso. Algunas fuentes sugieren que el nombre de la madre de Juana era Isabelle de Vouthon.

2. En la actualidad, algunos médicos e investigadores han diagnosticado a Juana de Arco con trastornos que van desde la epilepsia a la esquizofrenia.

A la edad de 12 o 13 años Juana empezó a escuchar voces y a experimentar visiones que ella interpretaba como señales de Dios. Durante el juicio declaró que los ángeles y los santos al principio le dijeron que debía asistir a la iglesia y vivir piadosamente. Más tarde le encomendaron salvar a Francia de la invasión inglesa y restituir en el trono como rey legítimo al heredero sin corona, Carlos VII. La doncella afirmaba que una luz brillante acompañaba a menudo sus visiones y que oía las voces más claramente cuando sonaban las campanas. En base a estos datos, algunos expertos sugieren que Juana sufría numerosos trastornos neurológicos y psiquiátricos que eran los que provocaban sus alucinaciones, como migrañas, trastorno bipolar y diversas lesiones cerebrales, por mencionar sólo algunos. Sin embargo, otra teoría sostiene que contrajo la tuberculosis bovina, que puede causar convulsiones y demencia, por haber bebido leche no pasteurizada y haber cuidado del ganado durante su infancia.

3. Mientras comandaba el ejército francés, Juana no participó activamente en los combates.

Aunque ha sido recordada como una "guerrera valiente" y como una heroína de la Guerra de los Cien Años, Juana de Arco nunca participó en una batalla ni mató a ningún enemigo. Acompañaba a sus hombres como una especie de mascota que les daba ánimos blandiendo una bandera en lugar de un arma. También desarrollaba estrategias militares, dirigía a las tropas y proponía soluciones diplomáticas en el conflicto con los ingleses. A pesar de mantenerse a distancia de la primera línea del frente, Juana resultó herida al menos dos veces: una flecha en un hombro durante la campaña de Orleans y otra en el muslo durante el intento fallido de liberar París.

4. Juana de Arco tenía mal genio.

Una vez que tomó el control del ejército francés, Juana no dudaba en regañar a caballeros de prestigio por ir mal vestidos, por su comportamiento indecente o por no asistir a misa. Incluso acusó a sus nobles mecenas de falta de carácter en su trato con los ingleses. Según un testigo en la reapertura de su proceso, en una ocasión Juana soltó un bofetón a un soldado escocés de los que se habían unido a Francia durante la guerra, por comer carne que había sido robada. Alejó a las prostitutas que seguían al ejército a punta de espada hiriendo a una o dos en el proceso. Cuando la estaban juzgando y un sacerdote con un marcado acento regional le preguntó en qué idioma le hablaban las voces, ella respondió que hablaban francés mucho mejor que él.

5. Contrariamente a la creencia popular, Juana de Arco no fue quemada por brujería, por lo menos no técnicamente.

Después de caer en manos enemigas en 1430 Juana fue juzgada en la fortaleza de Rouen por un tribunal eclesiástico. Los 70 cargos en su contra iban desde brujería hasta el robo de caballos, pero en 1431 se redujeron sólo a 12, la mayoría relacionados con el uso de ropa masculina y por afirmar que Dios hablaba directamente con ella. Le ofrecieron cadena perpetua a cambio de admitir su culpabilidad, y firmó un documento en el que confesaba sus culpas prometiendo cambiar sus maneras. Varios días después, posiblemente debido a amenazas de violación por parte de sus carceleros, volvió a vestir sus ropas de hombre. A los jueces que la visitaron enojados por este motivo les dijo que había vuelto a oír las voces. Estos actos le valieron una condena por "hereje relapsa" y la enviaron a la hoguera.

6. Entre 1434 y 1440 los hermanos de Juana hicieron pasar a una impostora como su hermana, clamando que había escapado a la ejecución.

Una de las varias mujeres que se hicieron pasar por Juana después de su muerte, Claude des Armoises, tenía cierto parecido con ella, y supuestamente había participado en campañas militares vestida de hombre. Ella y dos de los hermanos de Juana, Jean y Pierre, diseñaron un plan por el que Claude se presentó en Orleans diciendo que había huido de sus captores y que se había casado con un caballero mientras vivía en la clandestinidad. El trío recibió regalos de lujo y era invitado a fiestas, hasta que finalmente Claude admitió el engaño ante Carlos VII, cuya ascensión al trono había dirigido Juana en 1429. A pesar de su participación en el engaño, Jean y Pierre desempeñaron un papel clave en el éxito de la petición al Papa Calixto III para que se hiciera un nuevo juicio a Juana.

7. Juana de Arco inspiró el popular corte de pelo "bob" que se puso de moda en París en 1909.

Las voces que ordenaron a la adolescente Juana usar ropa de hombre y expulsar a los ingleses de Francia, también le ordenaron cortarse el pelo. Lo llevaba estilo "paje", común entre los caballeros de su época, hasta que los guardias le afeitaron la cabeza poco antes de su ejecución. En 1909, un peluquero de origen polaco conocido como Monsieur Antoine -uno de los más reputados de París- empezó a realizar ese corte a sus clientas y lo llamó "bob", citando a Juana de Arco como su fuente de inspiración. En realidad ese peinado se puso de moda en la década de 1920, popularizado por estrellas del cine mudo.


Fuente:
History in the headlines

Para saber más:
En este mismo blog: La Doncella de Orleans

16 comentarios :

  1. Los síntomas de esquizofrenia son evidentes. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuantas personas han muerto a manos de ese amigo imaginario, DIOS

      Eliminar
    2. Cuantas personas han muerto a manos de ese amigo imaginario, DIOS

      Eliminar
    3. lo veas como lo veas cumplió lo que le decían las voces, una niña de 19 años

      Eliminar
  2. el día 6 pusieron por TV una peli sobre su vida, es un personaje muy interesante y con el post he aprendido alguna cosilla nueva

    ResponderEliminar
  3. Claro, una cosa es la leyenda y otra la realidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Todos sus pronósticos se cumplieron de modo que no era una enferma mental como algunos apuntan por aquí .

    ResponderEliminar
  5. dandyboy. el hecho de que una voz te indique lo que debes hacer, y que al obedecerlas se cumpla no indica que el origen de esas voces no sea psicótico. Si una vocecilla me dice que matando a ese señor me puedo quedar su coche y yo la obedezco, evidentemente al matarle podré robarle el vehículo como me decían las voces pero seguiré estando enfermo. El quiz es que las voces empujaron a juana a realizar ciertos actos que una doncella en su época jamás habría realizado y que esas voces le dieron la determinación y la fuerza y la testarudez precisa para poder hacerlo (algo común en la esquizofrenia)consiguiera éxito o fracasara el origen podría ser una patología mental perfectamente.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Que triste es leer tanto comentario escéptico y difamador, desde chico he amado profundamente a Juana de Arco y siempre la he sentido muy cerca, estoy también loco? Jaja, no lo creo, uno no se puede cerrar a la Gracia de Dios, evidentemente para creer hay que abrir el corazón a lo Supremo y sobrenatural, el ateísmo y el escepticismo en todo más que darnos la razón, nos arrastra por el error y la completa ceguedad, por nada del mundo Juana de Arco fue esquizofrénica, no sólo lo que ella predijo se cumplió, lo cual fue grande, dado que las predicciones no eran nada simples y eran cosas en muchos sentidos imposibles, ella las anunciaba con días de antelación y ocurrían tal cual, desde el punto de vista de la ciencia mundanal incluso, Juana es un enigma y muchos de los eventos que la rodearon no tienen explicación, además se debe tener en cuenta la multitud de signos sobrenaturales que la acompañaron desde niña y que le marcaron, signos en gran parte notables para el resto de sus allegados, recordemos que el Delfin Carlos, a quién ella rescató el trono, era un hombre muy inseguro y tímido, le concedió el mando de las tropas por un signo milagroso que ella le dio en una conversación, hecho muy impactante, su corazón no ardió, ella fue un milagro en medio de la desesperación, movió los corazones al perdón, a la gracia rectificadora, ella en realidad fue una persona santa, ella perfumó con nobles virtudes a un ejército que estaba conformado por seres bestiales y listos para matar, ella con sólo su ejemplo de vida arrastraba a las multitudes, de verdad el Espíritu de Dios la acompañaba, no busquen tapar el sol con un dedo, no crean en adaptaciones cinematográficas secularizantes y canallas que buscan muchas veces dar una imagen de una persona totalmente desviada de la realidad, Juana vivió en una época de caos y completo horror, ella fue una luz en medio de las tinieblas, su muerte fue un verdadero martirio, aunque la Iglesia fue quien impulsó su muerte, fue también quien tiempo después la rehabilitó y se destapó una inmensa olla de secretos y entresijos que desvelaron la verdad de la Doncella, al punto que la Iglesia después de 500 años la proclama Santa y Patrona de Francia, no por cualquier cosa la Iglesia Católica declara a alguien santo, es un proceso infalible. Claro que esto es así para los que creemos y amamos, para alguien escéptico el hecho de pensar en que Juana oyera voces es simplemente una locura, pues esta esta gente tiene su corazón cerrado, se engañan y ciegan, pero no obstante Dios existe aunque no creas en su existencia, los santos existen, Juana de Arco fue un alma llena de la Gracia de Dios, un instrumento, las voces que escuchó no eran simples voces, eran San Miguel y Santa Catalina y Santa Margarita, pues así ella lo declaró y se probó, además ella fue quien alcanzó el milagro de la completa liberación de Francia, lo que ella hizo, sólo se puede explicar por la fe, pues son hechos verídicos y extraordinarios. No se trata de fanatismo religioso, es simplemente la gracia del Amor santificador de Dios que actúa de manera soberana, créanlo o no, muy por encima de lo que digan muchos engreídos, Juana jamás estuvo loca ni esquizofrénica, ella sólo fue tocada por Dios y coronada con la gloria de martirio, ella es una verdadera santa. Que Juana de Arco ruegue por nosotros a Cristo para que se abran los corazones y abramos los ojos a la Suprema Verdad que es Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí fue esquizofrénica, igual que se demostró que santa teresa sufria alucinaciones por ingerir el moho del pan de centeno, y así han desvelado los misterios de todos los " santos " de la época. Pero admiro la valentía e insistencia de Juana.

      Eliminar
  9. Es una completa estupidez eso del moho del pan de centeno. Si usas drogas o hueles estimulantes, no tienes por qué decir que los santos también estaban locos. Tu que sabes. Santa Teresa fue una gran mujer y un alma enamorada, sus experiencias místicas al igual que las de Santa Juana están avaladas por la Iglesia y eso es suficiente, pues la Iglesia en asuntos de virtud y de santos es guiada por Dios. Me he reído a mares con la ridiculez esa de que la Santa Madre Teresa de Jesús olía moho. Jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lee un poco mas sobre esa "santa"... te sorprenderas, no en medios ateos tambien en medios catolicos... no libero a nadie... incluso decia que los pobres merecian ser pobres acumulo una fortuna enorme... la doncella de orleans logro mas... aun si hubiera estado loca o uso a los santos como pretextos libero a un pais fue una patriota

      Eliminar
    2. ingerir significa comer... no oler... y la iglesia bueno se ve que tienes mucho fanatismo por ella pero.... recuerda que algo manejado por humanos nunca podra ser perfecto y siempre tendra intereses ocultos (mantener la imagen de milagrosa podria ser uno de esos) no juzgo a Dios, no puedo critico su empresa no tan bien manejada....

      Eliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.