11 de abril de 2009

La Doncella de Orleáns

Juana de Arco (en francés Jeanne d'Arc), nació probablemente en 1412 en Domremy, Francia. Fue una joven campesina que dirigió al ejército francés contra los soldados ingleses durante la Guerra de los Cien Años. Llamada 'la Doncella de Orleáns', es para los franceses su santa patrona y heroína nacional. A la edad aproximada de 13 años, Juana empezó a oír "voces" (que más tarde identificaría como pertenecientes a Santa Catalina, Santa Margarita y San Miguel), que le encomendaron la misión de liberar a Francia de la dominación inglesa. Ella guardó en secreto esos mensajes durante unos cinco años, y sólo en 1429 la hicieron abandonar su casa en Domremy y viajar con una escolta a la corte del delfín, el futuro rey Carlos VII, que había sido privado de sus derechos como heredero al trono de Francia por el tratado de Troyes de 1420. En ese momento los ingleses asediaban Orleáns. Después de ser interrogada por un grupo de teólogos, se convenció al príncipe de que reagrupase sus tropas y las enviase a Orleáns bajo el mando de Juana con el fin de liberar la ciudad. En mayo de 1429, en tan sólo 8 días, se levantó el sitio que había sufrido la ciudad durante 8 meses. Poco después, en junio, Juana y sus tropas se dirigieron a Reims donde persuadió a Carlos para celebrar su coronación. La liberación de Orleáns y la coronación del delfín hizo renacer las esperanzas del pueblo francés. A continuación hubo un período de inactividad militar, pero en la primavera de 1430 Juana reanudó sus campañas. En mayo, durante un intento de liberar Compiegne fue capturada por los borgoñones, quienes la vendieron a los ingleses. Éstos últimos querían verla ejecutada pero eran reacios a aceptar la responsabilidad de tal acción, por lo que la entregaron a un tribunal eclesiástico en Rouen. Allí fue juzgada bajo la acusación de herejía y brujería y los jueces declararon sus visiones como diabólicas. Después de meses de interrogatorios Juana fue engañada para que admitiera su culpabilidad. Al darse cuenta del engaño enseguida se retractó de su confesión, lo que fue su perdición ya que entonces fue condenada como hereje contumaz. El 30 de mayo de 1431 fue quemada en la hoguera en Rouen. Cuando finalmente se restauró el orden en Francia, Juana fue rehabilitada en un juicio formal en 1456 ordenado por Carlos VII, el mismo rey que no había hecho nada para salvarla cuando aún estaba viva. Juana de Arco ha sido objeto de mucha literatura. Hay monumentos a su memoria en muchas ciudades y pueblos franceses. En Rouen hay una estatua en el lugar donde fue ejecutada. Fue canonizada en 1920.

5 comentarios :

  1. Uno de los personajes femeninos mas misteriosos. Hay un monton de detalles que nunca dejaran de sorprenderme. Resulta una mujer insolita.

    Y ya ve que ironia, que los mismos que la queman son los que la acaban canonizando. Primero bruja y despues santa. Este mundo esta loco.

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. El problema que me he encontrado yo es que hay tantísimo escrito sobre esta mujer que es muy difícil sintetizarlo para un solo post. Al buscar información sobre ella, me he tropezado con toda la historia de la Guerra de los Cien Años con pelos y señales, su estancia en prisión, su juicio... en fin, que hay tanto y en tantas versiones que daría para un blog entero.

    Y en cuanto a que primero bruja y luego santa, ya sabemos cómo actúa la Iglesia según su propia conveniencia.

    Saludos Dame Masquée

    ResponderEliminar
  3. Te has enterado que justo estos días han analizado los restos"supuestos" de ella y han dado como resultado que son egipcios....no son los restos de Juana De Arco...si lo buscas estara por internet ya...

    ResponderEliminar
  4. Ah pues no sabía nada Mac. Lo buscaré.

    ResponderEliminar
  5. Sea lo que sea (santa o bruja) debió de ser una mujer excepcional en un tiempo en que la condición femenina no era tenida en cuanta mas que para dar hijos al esposo y cuidar de la casa. Una mujer guerrera debió de ser un bombazo.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.