16 de julio de 2011

Las guerras floridas

Las Guerras Floridas (Xochiyaoyotl en náhuatl) eran la cacería divina del hombre mesoamericano hecha por el dios Sol.

Cuando los sacerdotes decían que el Sol y los dioses necesitaban más comida, más sacrificios, dos pueblos aztecas se enfrentaban una guerra florida solamente para contentar al Sol. En estas guerras, los dos pueblos aztecas mandarían sus caballeros a un campo sagrado para la batalla. Eran un poco como los torneos de la Edad Media en Europa, pero en este caso eran pueblos enteros los que se enfrentaban y con un resultado bien distinto.

Ellos interpretaban que iban al campo de batalla a recolectar flores (corazones) porque en la piedra de los sacrificios, a golpe de cuchillo del sacrificador, surgía la flor más preciosa, el corazón del hombre. De ahí el nombre de Guerras Floridas. Los corazones eran depositados en el cuauhxicalli, la jícara o vaso de águila, y a él descendía el guerrero celeste en forma de colibrí a libar la miel (la sangre) de aquella flor preciosa. Estas guerras representaban lo más sagrado de la religión del hombre mesoamericano: la cacería del hombre hecha por Dios.

Cuando un guerrero era hecho prisionero en las Guerras Floridas doblaba la rodilla y decía: "padre mío" al que lo capturaba, y éste exclamaba: "hijo mío". Se entendía que Dios mismo era quien lo capturaba. Morir en la piedra del sacrificio era el honor más grande que recibían el sacrificado y su familia, puesto que era deificado, de la misma manera que huir del sacrificio era una enorme deshonra.

Representación de las Guerras Floridas (Diego Rivera)

Según los cronistas las Guerras Floridas surgieron en tiempos de Moctezuma Ilhuicamina, que tomó posesión del trono azteca hacia el año 1438 y gobernó durante unos 30 años, pero quizá fueran una herencia dejada por los toltecas.

En tiempos de paz, los pueblos aztecas necesitaban víctimas para el sacrificio. Es por este motivo que acordaban entre ellos enfrentarse en las Guerras Floridas, ya que sólo podían realizarse sacrificios humanos con los prisioneros de guerra.

Debido al carácter sagrado de estas guerras el campo de batalla se convertía en un escenario donde los guerreros, nobles y plebeyos, acudían luciendo sus mejores galas.


Fuente:
Vidas de fuego

6 comentarios:

Cayetano dijo...

O como la religión complica las cosas en todo tiempo y lugar. ¡Cuántas barbaridades se han hecho -y se siguen haciendo- en nombre de un dios!
Un saludo.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Terribles costumbres y macabros dioses aquellos de los aztecas. Muy interesante.

Un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Sí sabía de los sacrificios, pero no la declaración de estas guerras sanguinarias, sin más fin que obtener el favor de su dios. Un saludo.

DeadNor dijo...

Me sorprenden los comentarios anteriores, declarando "sanguinarias" y "macabras" a las deidades aztecas, siendo que para esta gente era un honor y todos sabían sobre esto y accedían a hacerlo, cuando el dios judeocristiano (que por cierto los españoles nos trajeron) "mandaba" matar inocentes a través de sus ensotanados inquisidores sin que fuera necesario y en la mayoría de los casos el ejecutado no sabía de qué se le culpaba... El dios de los musulmanes es el peor de todos en cuanto a deidades macabras y asesinas volcando la ira de sus seguidores contra los que no se sometan a él... A mi parecer, estos dioses masculinos creados por el hombre para justificar cualquier atrocidad contra quien pensara diferente son mucho más horrendos que aquellas deidades que, también inventadas, sólo requerían la sangre de "sus hijos"...
Aunque ciertamente respetar a la tierra es más apremiante que a esas locuras celestiales que el hombre ha inventado.

Vladimir MT dijo...

Touchè, excelente respuesta.

LORENZO GONZALEZ CHAVEZ dijo...

LAS GUERRAS FLORIDAS SE CONVIRTIERON EN UNA PESADA TRADICIÓN, YA QUE ERAN LOS PUEBLOS SOMETIDOS POR LAS AZTECAS LOS QUE ENVIABAN AL CAMPO DE BATALLA A SUS JÓVENES GUERREROS PARA "ENTRENARSE" Y EN CASO DE SER PRISIONERO SER SACRIFICADO EN HONOR AL DIOS HUITZILOPOXTLI., ESTO ES MAS HONORABLE QUE LO QUE HICIERON LOS PAPAS DURANTE LAS CRUZADAS, SOBRETODO LA QUE FUE DIRIGIDA CONTRA LOS CATAROS EN ALBI (FRANCIA) EN DONDE MASACRARON A CRISTIANOS Y FUE ORDENADA POR EL PAPA INOCENCIA III ENTRE LOS AÑOS 1209 Y 1224, CON LA PROMESA DE PERDONAR SUS PECADOS E IR AL CIELO LOS CRUZADOS ASESINARON A MAS DE 25000 CATAROS

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.