16 de junio de 2010

Algunos objetos cotidianos de los celtas

Los restos materiales de las culturas celtas junto con las representaciones iconográficas que de ellos nos han llegado de las culturas que con ellos convivieron, nos permiten hacernos una idea de la forma de vida que llevaron estos pueblos. Estos restos están conformados por sus aperos de labranza, sus adornos y accesorios de vestido, sus armas, su cerámica, sus vajillas y sus cacharros de cocina. Junto a lo anterior, sus manifestaciones artísticas contienen importantes datos sobre sus creencias.

Las fuentes escritas nos informan sobre las ropas que llevaban los pueblos celtas, de las que no se conservan restos por el carácter perecedero de los materiales utilizados para su fabricación. Se compondrían de una camisa de lino, unos pantalones, llamados bracae por los romanos, y los famosos sagos, capas de lana. También debieron utilizar cinturones de cuero o tela de los que no se conservan más que los broches y hebillas, y cinturones de cadenas de hierro.

Sí se han conservado, por su carácter metálico, las fíbulas usadas para asegurar las ropas, antecesoras de nuestros actuales imperdibles. Junto a ellas los adornos celtas más característicos serían los torques y los brazaletes.

El torques, collar rígido de oro, pero también de bronce o de plata, que es el común en los territorios meseteños de la Península Ibérica, sería utilizado al parecer por los jefes celtas, y aparece también en las representaciones artísticas y en ofrendas votivas. Junto a ellos, tenemos también los brazaletes, de los que se conocen fabricados de materiales como el bronce, azabache e incluso de vidrio. Otros objetos de adorno personal son los alfileres, amuletos, sortijas, pendientes, peines, espejos o estuches. La cerámica, por estar fabricada en un material duradero, es muy abundante y variada.

Fíbula

Torques

Cerámica celta

En la Europa céltica la labranza se realizaba ya, en una fecha tan temprana como el siglo V a.C. con arados de reja de hierro. También se utilizaban grandes hoces, azadas, sierras, tijeras u horcas; herramientas como martillos, limas y cinceles, y aros para toneles, de excelente factura, como los encontrados en el yacimiento de Chynov, en Bohemia.

En cuanto a las armas destacan sobre todo las espadas de hierro. Era un hierro obtenido en hornos de fuego bajo, normalmente por soldadura de varias tiras, que se endurecían en la forja por martillado. El acero de las armas de los celtíberos se obtenía golpeando en frío el acero, sin golpes fuertes ni martillos grandes, lo que le confería una excelente calidad, dado que se podía doblar una espada como un arco y volver a su estado sin deformarse. También parece ser que las piezas forjadas se enterraban durante un tiempo, y con posterioridad se desenterraban y e volvían a forjar otra vez, eliminando de este modo todas las impurezas. Las armas así obtenidas, según los autores latinos, cortaban todo lo que se ponía en su camino, carne, escudos o cascos de bronce, por lo que los romanos, en sus guerras de conquista de la Península Ibérica tuvieron que reforzar los extremos de sus escudos, e incluso adoptaron la espada hispana, llamándola gladius hispaniensis.

Gladius hispaniensis

Estas espadas se llevarían prendidas de un cinturón, en vainas normalmente metálicas, primero de bronce y después de hierro, normalmente decoradas y acabadas en una bola o una media luna. Este armamento refleja la forma de combate de estos pueblos, donde parece que primaría la confrontación individual sobre las formaciones cerradas, muy diferente al de las culturas a las que se enfrentaron, como el sistema de falanges griegas o las técnicas de las legiones romanas.


Fuente:
Los celtas: la Europa del hierro y la Península Ibérica - Pedro Damián Cano Borrego


1 comentario :

  1. Muy interesante. Con esta entrada se confirma la teoría de la necesidad de estar al tanto de las "nuevas tecnologías aplicadas al armamento" de la época: los pueblos que saben fabricar armas de hierro se imponen a los del bronce, al igual que éstos se impusieron a los de la piedra pulida. Eran "las armas de destrucción masiva" de la época.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.