17 de octubre de 2009

Armas medievales

La historia del arma medieval es realmente una evolución de lo que se conocía anteriormente, con fabricantes de armas cada vez más cualificados que perfeccionaron su arte. Desde que el hombre prehistórico comenzó a utilizar herramientas para hacer más fácil el trabajo, el ser humano descubrió la importancia de las armas para ayudarse a matar. El período medieval implica la mejora de las muchas armas que se utilizaron antes, especialmente en lo que se refiere a los metales, donde el acero y las nuevas técnicas de fabricación las hicieron más flexibles, resistentes y mortíferas. En la Edad Media se utilizaban sencillas armas de guerra: picas, lanzas, espadas y catapultas. En este período se observa una evolución; puntas de metal para la pica y la lanza, e incluso lanzas, flechas y hachas que alguna vez fueron hechas de hierro, se empezaron a fabricar con acero. El acero era más ligero que el hierro, más flexible y resultaba mucho más mortal. La espada avanzó mucho en este período. Con materiales para su fabricación más resistentes la hoja se volvió más fiable, menos susceptible de romperse y más flexible para la matanza. La forma de la hoja también fue cambiando como resultado de las innovaciones. Igual que las espadas, también evolucionaron los arcos y las catapultas. En el caso de los arcos, eventualmente van siendo reemplazados por las ballestas; la precisión y la distancia son la clave del éxito. Mientras ballestas y catapultas estaban todavía en uso, hizo su debut el trebuchet. Esta increíble arma de asedio fue concebida para manejar los proyectiles masivamente. Algunos modelos incluso podían lanzar objetos de 300 libras o más. Teniendo en cuenta la necesidad de "aplastar" durante los asedios, el trebuchet revolucionó las batallas en los castillos, ganando su lugar en la historia medieval. Algunas armas de la época
  • Ballesta: Arqueamiento mecánico de acero corto que tiraba flechas pequeñas. Llevaba bastante tiempo cargarla. Prohibida por la Iglesia, la mayoría de los caballeros la consideraban deshonrosa, pero algunos soldados la utilizaban de todos modos.
  • Arco largo: Arqueamiento grande bajo gran tensión que era difícil de dominar, pero podía lanzar flechas mortales hasta 100 yardas.
  • Arco común: Tenía un rango y una exactitud limitados y se utilizaba más para la caza que para la guerra.
  • Maza: Bola pesada claveteada asociada directamente a una manija.
  • Espada: Era el arma preferida de un caballero. Era más que un arma, porque la hoja y la empuñadura formaban la muestra sagrada de la cruz.
  • Lanza: Es el arma más antigua, utilizada para empujar o tirar al enemigo de su caballo.
  • Catapulta: Máquina de asedio que arrojaba grandes rocas contra los muros de los castillos.
  • Trebuchet: Fue el arma de asedio más demoledora. Alcanzaba casi los 18 metros de altura y arrojaba objetos a una distancia de 275 metros.

6 comentarios :

  1. Estupenda entrada en la que has dado un repaso bastante completo a las armas medievales.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La mayoría de estas armas requería, además de destreza, gran fuerza física, porque pesaban lo suyo, sobre todo las mazas y las espadas, manejadas muchas veces con las dos manos.
    Los guerreros de aquellos tiempos eran generalmente de corta estatura pero fuertes como leones.
    Curiosa entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que chula esta entrada, Kassio. Me encantan las armas antiguas, sobre todo las espadas. Es un mundo apasionante. Pero Cayetano tiene razón, tuve la ocasión de coger una espada de verdad en Toledo y pesaba una barbaridad, no sé cómo podían luchar con eso!

    ResponderEliminar
  4. estan muy wapos los diseños de las armas y el traje de arquero, muy currado, es todo muy interesante.

    ResponderEliminar
  5. Saludos! Si lo vuestro son las armas medievales no podéis perderos este CURSO DE ARMAS CUERPO A CUERPO! Es en Julio de 2010 en Madrid!
    http://www.universidad2015.es/cursos/0034.htm

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.