7 de abril de 2009

Las termas romanas

'Balnea termas' era como llamaban los romanos a los edificios que albergaban sus baños públicos. Las termas fueron los primeros intentos de proporcionar baños comunales a gran escala, pero lo cierto es que cuando el emperador Agripa diseñó y creó las primeras grandes termas en el año 25 a.C., los ciudadanos romanos ya llevaban más de 200 años disfrutando de pequeños balnearios. Estos pequeños balnearios estaban diseñados principalmente para el disfrute vecinal; había muchos y podía encontrarse uno cada pocas casas. La popularidad que alcanzaron fue lo que impulsó a Agripa a construir una colosal casa de baños en una zona céntrica de Roma. Pero no todos los romanos estaban entusiasmados con las termas. Séneca, el filósofo y estadista, opinaba que "la sudoración debe ser resultado de un gran esfuerzo físico y no de una improductiva sesión en una sala caliente". Las termas se convirtieron en uno de los proyectos principales de todos los emperadores posteriores a Agripa. Cada uno de ellos trató de dejar en mal lugar a su predecesor, haciendo su baño más espacioso, más espléndido y más popular. Los baños llevaban el nombre del emperador que los había construído y los más importantes fueron los de Nerón en el año 65, Tito en el 81, Domiciano en el 95, Cómodo en el 185, Caracalla en el 217, Diocleciano en el 305 y Constantino en el 315. Para asegurar su popularidad y la notoriedad del emperador, los precios para utilizar los baños eran ridículamente bajos o incluso gratuitos. Como no generaban suficientes ingresos las termas tuvieron que ser subvencionadas. Los emperadores, por supuesto, gozaban de sus propios baños privados y de algunos de ellos se dice que se bañaban siete u ocho veces al día.
Terma de Caracalla
Avances tecnológicos Algunas de las termas fueron lo suficientemente grandes como para dar cabida a miles de personas. La de Diocleciano, por ejemplo, tenía capacidad para albergar a 6.000 bañistas. Esto sólo pudo ser posible gracias a importantes avances tecnológicos. Los problemas de ubicación se resolvieron mediante la mejora de los acueductos. Los ingenieros romanos mejoraron el sistema de calefacción griego llamado 'hipocausto', que consistía en canalizar aire caliente procedente de un horno, a través de tubos de barro cocido situados bajo las losas del suelo. Con este sistema se obtenían unas temperaturas tan altas, que los bañostas debían proteger las plantas de sus pies con un calzado especial.
Terma de Diocleciano
Utilización Los patricios se hacían acompañar por un esclavo y llevaban sus propios enseres para el baño: pinceles, frascos con aceites y utensilios para frotarse la espalda. Los más pobres sustituían los aceites por harina de lentejas y se frotaban la espalda unos a otros. La rutina comenzaba con una extenuante sesión de ejercicios en la palestra. Posteriormente, el bañista se introducía en el 'tepidarium' donde se relajaba mientras era ungido con aceites. A continuación se pasaba al 'caldarium' donde se tomaba un baño caliente, y finalmente al 'frigidarium' donde el baño era con agua fría. Después de finalizar la sesión, los bañistas se retiraban a las zonas exteriores donde hacían vida social. Las termas romanas fueron bautizadas por los primeros cristianos como 'catedrales de la carne'.

7 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Eso si que era vida, madame!
Con esclavo y todo, que mas se puede pedir, excepto que no te toque ser esclavo?

En mi ciudad tambien tenemos termas romanas, pues fue fundada por Augusto. Pero pequeñitas, no como las que habia en Roma.

Bisous

AZAHARA dijo...

Pude visitar las de Caracalla, impresionantes. Eran unos edificios enormes y altísimos. Fue realmente muy interesante. Las viste, Kassio?

carmencmbejar dijo...

La verdad es que ahora mismo me pasaba una tarde enterita en una de ellas: sauna, piscina de agua templada y fría, un masaje con masnos expertas... Sin palabras. No me extraña que el mundo clásico apostase por la adoración del cuerpo humano y la belleza.
Saludos

Kassiopea. dijo...

Las vi desde fuera, Azahara. Que estuve 6 días y a todo no pude llegar.

Isabel Romana dijo...

Muy interesante, kassiopea. El Agripa del que hablas entiendo que es el que fuera yerno de Augusto, y sus termas las construyó al lado del único edificio mandado construir por él que subsiste (aunque fue restaurado dos siglos después): el Panteón de Agripa, uno de los monumentos más fascinantes de Roma. Saludos cordiales.

Jonatan Fuentes dijo...

Muy buen artículo, estoy haciendo un proyecto para virtualizar las termas romanas de Sant Boi de llobregat, y me estoy documentando.

http://termasromanas.es

Este es el enlace por si quereis visitarlas.

CarmenTalbo dijo...

Felicidades! MBB

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.