22 de febrero de 2011

El tesoro de los incas

En algún lugar de su territorio, quizá en varios lugares, los incas lograron amasar un fabuloso tesoro que fue la causa de su perdición. Al igual que los aztecas en México, los incas esperaban la venida de un dios blanco, Viracocha, y con él llegaría el fin de los tiempos. En 1531, supieron aterrorizados que un blanco barbudo había llegado por mar. Aquel hombre se llamaba Francisco Pizarro.

Eran momentos delicados para los incas, cuyo imperio se había debilitado por la guerra civil y sacudido por la predicción del regreso del dios Viracocha. Añádase a todo esto el terror que les provocaban las armas de fuego. La batalla duró sólo una hora, pero aquella hora supuso el derrumbe inexorable del imperio inca.

Acto seguido y sin tener el más mínimo escrúpulo, los conquistadores españoles se embarcaron en la búsqueda del fabuloso tesoro de los incas, tesoro que nunca llegaron a descubrir. Como si pesara una maldición sobre este oro, Pizarro fue una de las primeras víctimas de esta codicia. Luego la maldición recayó sobre su hermano y sus lugartenientes, y muchos otros que les siguieron.

Sin embargo, esto no desalentó a los españoles. La explotación de este metal precioso y de las minas de plata garantizaría a España los recursos necesarios para las desmedidas ambiciones de Felipe II y de Carlos V, aun estando éste último gravemente endeudado con los banqueros alemanes.


Fuente:
Misterios por descubrir: El enigma de los tesoros malditos – Richard Bessiere

8 comentarios :

  1. Interesante pueblo el inca. Una gente INCAnsable, con riquezas INCAlculables, pero sus canciones son todas INCAntables.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Y eso que los tachan de INCAutos e INCApaces.

    ResponderEliminar
  3. La mayor parte de las fuentes extranjeras no tienen el más mímino escrúpulo en tachar de crueles a los españoles. Es una parte de la Leyenda Negra antiespañola, que exagera todo lo malo que los españoles pudieron hacer y minimiza lo bueno que también hicieron. Bien podrían hacer hacer un exámen de conciencia sobre lo que los países de estos subjetivos historiadores hiceron en Africa, Norteamerica, etc... Un saludo Kassiopea.

    ResponderEliminar
  4. Tendrias que leer "Historia del Tahuantinsuyo" de María Rostworowski, eso de que los incas esperaban un dios? eso ya parece un cliché

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Por favor, has caso a la recomendación de actualizar u objetivas la versión histórica que expones. Pareciera que sigues con la misma visión que los invasores ibéricos (o neo-colonialismo).
    Sinceramente.
    Román M. Huallanca V.
    orgullosamente quechua.

    ResponderEliminar
  6. No veo que en este artículo se ensalce a los invasores ni nada parecido. Simplemente cuento que esos invasores creían que había un tesoro y lo buscaban porque necesitaban dinero. Y punto.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.