16 de febrero de 2010

La religiosidad maya

La religiosidad de los mayas es una de las más estudiadas del Nuevo Mundo, ya que han dejado abundante material arqueológico, desde ciudades-templo hasta misteriosas pirámides escalonadas y tumbas, pasando por una compleja escritura jeroglífica. Su civilización se repartió por México sur-oriental, Yucatán, Belice, Guatemala y hasta puntos de El Salvador y Honduras. De lo que se ha podido conocer, todo parece indicar, que la religión maya estaba orientada a asegurar la fertilidad de los cultivadores de maíz. También se sabe que existía un sacerdocio con grandes conocimientos de las matemáticas y astronomía, que logró desarrollar un calendario más exacto que el gregoriano. Los mayas creían que el universo tenía trece niveles superiores y nueve inferiores, y que existía un conflicto o lucha entre estos niveles superiores e inferiores. Los superiores estaban representados por las divinidades portadoras de la fertilidad, mientras que los inferiores eran los causantes de la muerte, la guerra y el hambre. Su deidad superior era Itzamna, pero también existían otros dioses como Chac, Ah Mun, Xamen Ek y un dios siniestro o portador de la muerte que se conocía como Cizin. Parte de la información sobre la religión maya ha llegado a través de un texto indígena de carácter sagrado escrito en época colonial y conocido como Popol Vuh. Este libro tradicional de los indios que habitaban la región del Quiché, relata el origen del mundo y la creación del hombre. Así como las hazañas de los héroes míticos Hunahpú e Ixbalanqué. Fuente consultada: Enciclopedia de las creencias y religiones - Jorge Blaschke

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.