7 de marzo de 2009

Los textos proféticos de Qumran

El profetismo bíblico es un hecho extraordinario en la historia de la humanidad. El profeta bíblico contribuyó eficazmente a modelar la vida de un pueblo pequeño y pacifista. Gracias a los profetas y a las ideas religiosas y sociales que predicaron Israel logró sobrevivir, mientras que todos los potentes imperios antiguos desaparecieron. Los reyes y el pueblo hacían caso a los profetas. El mesianismo de Jesucristo se basa principalmente en los textos de Isaías, y los profetas gozaron de un elevado aprecio en la comunidad esenia de Qumran. La joya más preciada de los descubrimientos de Qumran son dos manuscritos del texto hebreo del profeta Isaías. Uno de ellos es un rollo de 25 cm de altura, formado por 17 trozos de pergamino cosidos entre sí hasta formar una tira de casi 7 metros y medio de largo, que contiene los 66 capítulos de ese libro profético. El otro manuscrito, hallado en muy mal estado, si bien no está íntegro es muy completo. Además de Isaías, en las cuevas de Qumran se han hallado fragmentos de los doce profetas menores, que también eran leídos y estudiados, como demuestran los comentarios encontrados en un rollo de piel de casi metro y medio de longitud.
Rollo de Isaías

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.