10 de marzo de 2009

Auschwitz: las puertas del infierno

Auschwitz-Birkenau fue el lugar en el que encontraron la muerte el mayor número de judíos europeos durante el Holocausto nazi. Después de un gaseo experimental en septiembre de 1941 sobre 850 prisioneros desnutridos y enfermos, los asesinatos en masa se convirtieron en una rutina diaria. A mediados de 1942, utilizando el gas Zyclon-B, se inició en Auschwitz un exterminio masivo realizado a escala industrial. Se calcula que pudieron morir más de 3 millones de personas por gasificación, hambre, enfermedades y disparos. Nueve de cada diez muertos eran judíos, pero también los gitanos, los prisioneros de guerra soviéticos y otros de diferentes nacionalidades perecieron en las cámaras de gas. Entre mayo y julio de 1944, 437.402 judíos húngaros fueron deportados a Auschwitz en 148 trenes; ésta fue probablemente la mayor deportación en masa llevada a cabo durante el Holocausto.
Cámara de gas
Auschwitz, situado cerca de la ciudad polaca de Oshwiecim, fue creado por orden del jefe de las SS Heinrich Himmler en 1940.Como muestran los diarios privados de Goebbels y Himmler y los archivos secretos soviéticos, Adolf Hitler ordenó personalmente el exterminio en masa de los judíos, durante una reunión de los gobernantes regionales nazis en la cancillería alemana. Goebbels escribió: "En lo que respecta a la cuestión judía, el Fürer decidió hacer tabla rasa..."
Himmler y Goebbels
Ser niño en Auschwitz En cuanto a los niños, en Auschwitz a menudo se los solía matar a su llegada, y a los que nacían en el campo también se los asesinaba. Hacia el final de la guerra y con el fin de reducir gastos y ahorrar gas, se dispuso que los niños podían vivir en los hornos. Auschwitz fue llamado el campo de los médicos, especialmente por el famoso Josef Mengele, que inflingió torturas y sufrimientos icreíbles a muchos niños. Los "pacientes" eran expuestos a cámaras de presión, pruebas con drogas, eran castrados, congelados hasta la muerte, y expuestos a otros diversos e inimaginables traumas. Se cuenta que hubo una madre que no permitía ser separada de su hija de 13 años, y arañó la cara del oficial de las SS que intentaba devolverla a su lugar en la fila; entonces Mengele sacó su pistola y disparó a la madre y a la hija. Como castigo ejemplar mandó a la cámara de gas a todas las personas de ese grupo, que habían sido seleccionadas para el trabajo, con el comentario: "¡Fuera de aquí esa mierda!". Hubo un momento en el que a Mengele se le iluminó la mirada e incluso apareció un toque de ternura en sus manos: fue el momento en que Josef Mengele, el genetista, se encontró con dos gemelos. Mengele realizó una serie de estudios con gemelos y generalmente éstos eran asesinados una vez concluído el experimento, y sus cuerpos disecados. Normalmente hacía bocetos y dibujos de cada uno para luego compararlos. Muy pocos sobrevivieron. Para uno de sus experimentos, utilizó 14 parejas de gemelos gitanos. Los tumbó en su mesa de disecciones y los durmió. A continuación les inyectó cloroformo en sus corazones, matándolos al instante. Disecó y comparó minuciosamente todos y cada uno de sus órganos.
Josef Mengele
En otra ocasión, dos niños gitanos fueron cosidos entre sí para crear siameses. La zona por donde habían sido cosidos sufrió una grave y fatal infección. A menudo también acostumbraba a inyectar productos químicos en los ojos de los niños para intentar cambiar su color. Hizo cirugías experimentales sin anestesia, transfusiones de sangre de un gemelo a otro, inyectaba gérmenes letales, realizaba operaciones de cambio de sexo, extraía órganos y amputaba extremidades. Una gemela superviviente recuerda la muerte de su hermano: "El doctor Mengele estuvo siempre más interesado en Tibi. No sé por qué. Le hizo varias operaciones. Una cirgía de la columna dejó a mi hermano paralizado del lado izquierdo; no pudo volver a caminar. Después extrajo sus órganos sexuales. Después de la cuarta operación no vi más a Tibi..." Josef Mengele se ganó de sobra su apodo: El Ángel de la Muerte.

16 comentarios :

  1. Que barbaridad, que personaje. No se si quedarme con el empalador, la verdad.
    Parece increible que puedan suceder tales barbaridades, semejante locura colectiva.
    Ya lo creo que se ganó de sobra su apodo.

    Buenas noches, espero que sin pesadillas con este monstruo.

    Diana de Méridor

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Diana, la verdad creo que el Empalador y Mengele habrían sido buenos amigos.

    ResponderEliminar
  3. Hace unos meses vi un documental en imagenio que se llamaba René y Renata. Eran dos hermanos gemelos supervivientes del terror de Mengele. Inenarrable los tormentos que esa bestia infringia a las criaturas que caían en sus manos.
    Dale a un loco poder y estarás en el infierno.
    Un saludo grande Kassio

    ResponderEliminar
  4. Estar hoy en día en Auswich es ... no hay palabras, los grupos de gente que vienen más o menos bulliciosos se convierte en silencio sepulcral al cruzar las puertas del campo de exterminio

    ResponderEliminar
  5. Todos somos capaces de todo, recordadlo siempre.

    Mengele era alguien como vosotros y como yo, una persona, con sentimientos, preocupaciones, gustos, disgustos, etc... lo que hizo lo hizo porque para él los que iban a parar a los campos de exterminio no eran personas.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo, te aseguro que como yo no era.

    ResponderEliminar
  7. A este respecto:
    http://www.vamosacontarmentiras.info/verdades/ninos-en-el-campo

    ResponderEliminar
  8. Siempre he sido un seguidor, desde el punto de vista historico, de la segunda guerra mundial, desde que se gesto hasta que acabo. En todos los aspectos, es un tema que me ha interesado muchisimo y sobre el que he leido gran cantidad de literatura.

    Por supuesto, tambien sobre los campos de concentracion y todas las atrocidades que se cometian en ellos. Sin embargo todo lo que uno pueda llegar a sentir al leer sobre ellas se convierte en una minucia comparado con el vuelco que te da el corazon cuando visitas Auschwitz . Estuve alli el verano pasado, la visita dura un dia completo, y no existe un adjetivo para describir lo que se siente, ni para describir las caras de los que, como tu, visitan ese infierno.

    ResponderEliminar
  9. "Todos somos capaces de todo, recordadlo siempre".

    Anónimo, no digas tonterías. Quizá por autodefensa o defender a los tuyos podrías matar a alguien o similar pero ¿cometer esas atrocidades?. La mayor parte de la gente no sería capaz de hacer eso ni al más inmundo de los animales.

    ResponderEliminar
  10. El Holocausto ha sido para mí el hecho más horrendo de la historia, no soporto ver películas sobre estas barbaridades, me avergüenza pertenecer a la misma especie que esta gente...

    Por cierto, manda huevos que el pàrtido Nazi ganara por mayoría aplastante DEMOCRÁTICAMENTE... Eso dice mucho de aquel país en aquella época...

    ResponderEliminar
  11. Anónimo: Aquí no se censura nada, siempre y cuando los comentarios tengan relación con el post y no falten al respeto a nadie.

    Este no es un blog de política sino de historia, si quieres discutir sobre temas políticos seguramente podrás encontrar en la red miles de blogs más adecuados que éste.

    Los comentarios que no se ciñan al tema tratado en el post los eliminaremos. Y no es por censura, sino por coherencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Kassiopea, si es verdad lo que dices, deberias atender de la manera adecuada el comentario de Anonimo justo anterior al tuyo, 2 encima de este, en el que se habla del PP y del PSOE. ES decir de politica.

    ResponderEliminar
  13. Se me había escapado ese comentario. Arreglado.

    ResponderEliminar
  14. Y aún hay gente que es capaz de defender a alguien así???

    Es como una noticia que oí ayer. El de un (no se cómo definirlo bien, lo dejaré así) cabrón que apuñaló a su mujer y se quedó allí parado viendo como se desangraba.

    Ese tipo de personas no puede estar bien de la sesera. Por mucho que digan ese tipo de personas no debería ni tan siquiera existir.

    ResponderEliminar
  15. jajaja, tela la que se lia en tu blog kassio jajaja...
    Me encanta este tema, me llama muchísimo la atención...
    Será por lo que me hierve la sangre cosas así donde la gente arranca los derechos humanos de las personas, y los ven como número, enfermedad, etc... en vez de como personas

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.