21 de octubre de 2015

Daoíz y Velarde, héroes del 2 de mayo

Daoíz y Velarde fueron de los pocos mandos militares que supieron dar respuesta a las ansias de lucha e independencia del pueblo de Madrid ante la invasión Napoleónica. Frente a la apatía y colaboracionismo de los mandos militares españoles, Daoíz y Velarde representaron la esperanza del pueblo frente a la invasión.

Luis Daoíz
Luis Daoíz, nacido en Sevilla en 1767, era artillero de profesión. Pedro velarde nació en 1779 en cantabria. En la mañana del 2 de Mayo de 1808, Madrid estaba ocupada por diez mil soldados franceses apoyados por treinta mil soldados más en los alrededores, todos bajo el mando supremo del general Murat. Además, las tropas españolas tenían órdenes de colaborar con los franceses. Dos jóvenes oficiales de caballería, Pedro Velarde y Luis Daoíz, serán la principal excepción al inmovilismo del ejército.

El mando del Parque de Artillería Monteleón lo tenía el capitán Luis Daoíz, apoyado por cuatro oficiales, tres suboficiales y diez artilleros auxiliares y compartía el espacio y alojamiento con unos ochenta oficiales y soldados franceses. En esas circunstancias, Velarde hizo su entrada en el cuartel y se dirigió hacia el comandante francés, a quien desarmó. Velarde prometió proteger al comandante de la multitud si sus soldados entregaban las armas y se marchaban. A partir de ese momento Daoiz y Velarde se pusieron en rebeldía respecto de su mando jerárquico.

En cuanto se vio libre de los franceses, Daoíz entregó armas a unos trescientos civiles que habían acudido a pedirlas, la mayoría de los cuales se volvieron a combatir por las calles, en tanto que un centenar se quedó bajo el mando del capitán Daoíz para defender el cuartel. A continuación, Daoíz organizó a soldados y civiles en grupos mixtos mandados por un oficial. Sacó a la calle cinco cañones apuntando a las calles de San Bernardo y Fuencarral. Poco a poco se fueron uniendo espontáneamente varios oficiales de artillería y de otras armas, así como algunos soldados a los que el levantamiento había cogido en sus casas.

Pedro Velarde
Murat, enterado por los soldados franceses que habían salido de Monteleón, ordenó al general Joseph Lagrange que sofocara la insubordinación. Lagrange, ante los disparos de los españoles, llegaría a emplear en sus ataques a unos dos mil soldados de infantería y caballería, así como cuatro piezas de artillería.

La artillería dirigida por Daoíz trataba de mantener a distancia a los franceses, a los que causó gran número de bajas, en tanto que los paisanos y soldados comandados por Velarde trataban de detener los avances de la caballería y los infantes. Pasadas dos horas de combates muchos defensores estaban muertos y heridos. Hubo un intento de mediación por parte de un capitán español enviado desde el Estado Mayor del Ejército, pero los defensores se negaron a capitular y siguieron combatiendo. Daoíz fue herido en una pierna.

Hacia el mediodía el general español Claudio Ana de San Simón se dirigió a los soldados franceses para que cesaran el fuego y más tarde se acercó a los defensores para parlamentar. Cuando Velarde salía del edificio para recibirle fue alcanzado por un disparo y cayó muerto. Uno de los soldados franceses que acompañaban a San Simón hirió con su bayoneta a Daoíz, quien moriría más tarde. El capitán Goicoechea, sorprendido por estas acciones y ante un general español que le ordenó que se rindiera, no tuvo más remedio que entregar el cuartel. La defensa duraría unas tres horas. Daoiz y Velarde, por encima de órdenes y jerarquías, estuvieron con el pueblo que estaba siendo masacrado.


Fuentes:
* http://espanafascinante.com/historias/daoiz-y-velarde-parque-de-monteleon/
* http://revistadehistoria.es/daoiz-y-velarde-los-heroes-del-2-de-mayo/


2 comentarios :

  1. Dos héroes que ya son mito en la historia de nuestro país.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.