25 de junio de 2014

Personajes históricos: Trajano (53-117)

Marco Ulpio Trajano nace en el año 53 en Itálica, cerca de la actual Sevilla, en un imperio en el que es impensable que alguien no nacido en roma pueda llegar a ser emperador.

En el año 69 Nerón se suicida y cuatro generales se disputan el poder imperial: Galba, Otón, Vitelio y Vespasiano. Triunfa Vespasiano y el padre de Trajano, con gran intuición, se había posicionado desde el principio a su favor. Vespasiano, como recompensa, promueve a los Trajano a la clase senatorial. A Vespasiano le sucede su hijo mayor, Tito, y a éste, su hermano Domiciano.

Domiciano inicia una guerra de exterminio contra los cristianos y contra algunos senadores. Varias conjuras senatoriales para deponer al emperador fracasan, pero la del año 96 triunfa y el senador Nerva sucede a Domiciano. Durante el mandato de Nerva, Trajano era gobernador de Germania Superior. Nerva le adoptó en su ausencia y le hizo participar en su gobierno.

Sin embargo, los pretorianos de Domiciano se rebelan contra Nerva e inician una persecución de los conjurados del 96. Nerva, acorralado, decide entonces cambiar el mundo y nombra a un hispano como emperador de Roma.

Estatua de Trajano
Trajano es firme, pero también dialogante. Ejecuta a los pretorianos de Domiciano, pero pacta con el Senado. Aunque el Estado está casi sin recursos, no sube los impuestos, sino que recurre a devaluaciones de moneda al tiempo que emprende una auténtica cruzada contra senadores y gobernadores de provincia corruptos, que son obligados a devolver todo el dinero robado y luego desterrados. Recorta gastos, pero no en lo social, donde promueve un programa de distribución de alimentos entre los desahuciados de Roma. Además, Trajano sabe que la única forma de ganarse el respeto de todos es con el ejemplo, tal y como hizo en el ejército: sus legionarios lo respetan porque va a pie en las largas marchas de las guerras de frontera, lucha en primera línea de combate si es preciso y se preocupa por que se atienda a los heridos por su propio médico personal. Así que decide hacer públicos los gastos de los viajes de la familia imperial.Y allí donde militarmente Domiciano había sido derrotado, en el Danubio, donde se han perdido las legiones V y XXI, Trajano retorna con su ejército, derrota a los dacios y funda una nueva provincia romana: la Dacia.

En 101 y 106, Trajano combatió a los dacios cuyo líder era Decébalo. Los romanos tomaron la capital de Dacia, y anexionaron el territorio como provincia del imperio. Estas guerras se reflejan en la Columna Trajana, que se levantó conjuntamente con el  Foro, donde fue colocada para celebrar la victoria.
Aproximadamente al mismo tiempo, se integró sin lucha al imperio el reino de los nabateos, convirtiéndose en provincia romana con el nombre de Arabia Pétrea.

Sus prolongadas estancias en la guerra exterior no impidieron a Trajano llevar a cabo una intensa política interior. El ascenso al poder de Trajano supuso para el senado la recuperación de la libertad perdida, «un tiempo nuevo», dice Plinio. Con la colaboración del senado, donde implantó el voto secreto, Trajano trazó un plan de regeneración moral y política que tuvo consecuencias en la administración, la justicia y la economía. Fue el impulsor de un plan de ayuda a los propietarios agrícolas consistente en la concesión de crédito a bajo interés.

Columna Trajana
Trajano se preocupó de realizar aquellas construcciones necesarias para facilitar la romanización y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos: abrió caminos en tierras lejanas, creó nuevas vías, construyó acueductos y puentes, entre los que destaca el que hizo sobre el Danubio para facilitar la conquista de Dacia.

Por otro lado, levantó edificaciones que, además de contribuir a la perpetuación de su memoria, buscaban el embellecimiento de la Urbe y un aumento en las posibilidades de diversión de los romanos; teatros, circos, etc.

En el río Tíber se construyeron muelles y depósitos que "desatascaron" el río y el próximo puerto de Ostia. Mandó construir un nuevo foro, en donde se colocó la Columna Trajana. Construyó también un nuevo acueducto que llevaba agua al Trastevere. Las termas sobre el Esquilino fueron otras de sus obras públicas.

Su última campaña fue la conquista de Mesopotamia, las actuales Siria, Armenia e Irak, destruyendo la capital del Imperio Parto, Ctesifonte, eterno rival de Roma en Oriente.

Cuando planeaba la conquista de la India, tuvo que regresar a sofocar las fuertes rebeliones en los territorios recién ocupados.

Enfermo y agotado, le sobrevino la muerte en el año 117.


Fuentes:
- Inversión & Finanzas.com
- www.portalsolidario.com
- www.gecoas.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.