19 de julio de 2009

La Orden de Calatrava

La Orden de Calatrava, fue la primera orden religioso-militar creada en España, para defender la cristiandad frente al empuje bélico del islam. Fue fundada en la fortaleza de Calatrava en el año 1158, después de que los templarios no se vieran con coraje suficiente para defenderla de los ataques musulmanes. Su fundador fue el abad Raimundo de Fitero, quien junto a un monje de su monasterio se ofreció voluntario para defender la fortaleza de Calatrava. La constitución de la Orden fue aprobada por el pontífice Alejandro III el 25 de septiembre de 1164, y confirmada después por Gregorio VIII e Inocencio III. El fundador adoptó la regla de San Benito, y la Orden fue enriquecida con multitud de donaciones por parte de los monarcas. Asimismo le fueron concedidos muy valiosos privilegios. La Orden de Calatrava llegó a adquirir tal nivel de riquezas y poder, que sus maestres se convirtieron en verdaderos príncipes eclesiásticos temidos y mimados por reyes, y llamados a concilio por los papas. Fue este poderío el que con el tiempo los llevó a saltarse la obediencia al poder real, lo que llegó a provocar su declive y dispersión perdiendo poderes paulatinamente, hasta desaparecer como los grandes caballeros guerreros que fueron en su momento y convertirse finalmente en una orden preservadora de reliquias con una finalidad puramente honorífica. Los integrantes de la Orden se dividían en dos grupos: los caballeros y los monjes, que se regían por la obediencia, la castidad y la pobreza, voto de silencio y de ayuno cuatro días a la semana, y dormir siempre ataviados con la incómoda armadura. Para poder ingresar en la Orden de Calatrava había que cumplir unos rigurosos requisitos. El pretendiente que deseara entrar en ella, debía probar en sus cuatro primeros apellidos ser hijodalgo de sangre a fuero de España, y no de privilegio, con escudo de armas él, sus padres y abuelos, sin haber tenido oficios él, ni sus padres ni abuelos. Tampoco se podía conceder el hábito a persona que tuviera raza ni mezcla de judío, moro, hereje, ni que fuera descendiente de penitenciado por actos contra la fe católica, ni que hubiera tenido él o sus padres oficios por los que hubiesen vivido, o viviesen de su esfuerzo manual. Tampoco podía acceder el que hubiese faltado a las leyes del honor, o ejecutado cualquier acto impropio de un perfecto caballero, ni el que careciese de medios decorosos con los que atender su subsistencia.

12 comentarios :

  1. Un emblema tantas veces visto en los ropajes oscuros de los personajes de otras epocas. Pero mal lo tenian para poder estar seguros de no tener mezcla de judio ni moro. Mas de uno se habria llevado seguramente una sorpresa de haberse podido hacer pruebas de ADN.

    Bisous, madame

    ResponderEliminar
  2. Pues sí porque en aquella época en todas las poblaciones había judíos y moros.

    ResponderEliminar
  3. Ayunaban cuatro días a la semana y dormían siempre con la armadura?? Qué horror!

    ResponderEliminar
  4. Mae mia es curiosa la historia, seguro nunka hubieran imaginado vivir en esta epoka 2009. Para ellos seria un horror,jejeje...¡¡

    ResponderEliminar
  5. Interesante entrada, puesto que poco se sabe de esta Orden de la ciudad de Almagro. Casi siempre se estudia mucho Santiago y Alcántara, pero de Calatrava y Montesa se sabe poco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Que buen blog, a mi que me gusta la historia.

    Y si no me equivo la imagen del banner del titulo es del videojuego Medieval Total War II :D

    ResponderEliminar
  7. Arespon pues ya sé algo que no sabía... esa imagen la saqué del google jajajaja.

    ResponderEliminar
  8. Desconocía por completo los orígenes de esta orden, a pesar de que de oídas me resultaba muy conocida.

    Muchas gracias por tan interesante información

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante poder conocer algo más de estas órdenes militares. Pertencer a una de ellas en la Edad Media tenía su sentido, pues aún se guerreaba "contra el moro" como decían ellos. En la Edad Moderna se convierten en meros títulos honoríficos, simplemente adornos de escudos nobiliarios y de las capas de quien ostentaba uno de estos cargos.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. un poco colgaos si que estaban si...

    ResponderEliminar
  11. los caballeros de la orden de calatrava fueron enviados incluso al nuevo mundo ( los virreinatos , por ejmeplo en lo que hoy se conoce como colombia, mas precisamente la ciudad de cartagena de indias, fue enviado el el marquez Valdehoyos quien fuera cabllero de dicha orden de calatrava, este mismo construyó su casa en esta ciudad, casa la cual es una atraccion turistica y es conservada intacta. Hoy es sede de la cancilleria para los huespedes ilustres de la ciudad.

    ResponderEliminar
  12. los caballeros de la orden de calatrava fueron enviados incluso al nuevo mundo ( los virreinatos , por ejmeplo en lo que hoy se conoce como colombia, mas precisamente la ciudad de cartagena de indias, fue enviado el el marquez Valdehoyos quien fuera cabllero de dicha orden de calatrava, este mismo construyó su casa en esta ciudad, casa la cual es una atraccion turistica y es conservada intacta. Hoy es sede de la cancilleria para los huespedes ilustres de la ciudad.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.