16 de enero de 2009

Ius primae noctis

La frase que da título al post, es la expresión en latín vulgar medieval para designar el famoso derecho de pernada. Han corrido ríos de tinta sobre este tema, que se ha convertido en un mito literario, pero lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta hasta qué punto los señores feudales disfrutaban de este derecho. Tampoco están muy claros los orígenes de esta práctica. Supuestamente, era un derecho feudal que tuvo vigencia durante la Edad Media en Europa, y que permitía al señor tener relaciones sexuales con cualquier doncella que fuera a casarse con otro siervo, pero no se han encontrado documentos legales que avalen esta costumbre, aunque sí se han hallado referencias a este hecho en otro tipo de escritos de la época. Probablemente (y aquí va también mi opinión personal), algunos señores feudales disfrutaban de este privilegio de forma "extraoficial"; porque durante la Edad Media los abusos y violaciones estaban a la orden del día. En cuanto a los orígenes de este derecho, no están muy claros, pero se cree en base a algunos documentos, que puede venir de una costumbre germánica. Según muchos historiadores, el derecho de pernada era un tributo que había que pagar al señor feudal por casarse, y normalmente quedaba saldado con dinero sin mayores consecuencias, pero no se puede asegurar tajantemente, porque como he dicho antes hay referencias al tema en algunos escritos medievales. Tampoco se sabe si era un hecho socialmente aceptado, o era uno de los llamados "Malos Usos" de la época.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.