9 de octubre de 2010

La Sección Femenina

La Sección Femenina fue constituida en 1934 como rama femenina de Falange Española. Estuvo dirigida desde sus comienzos hasta 1977, fecha de su disolución, por Pilar Primo de Rivera, hermana de José Antonio, fundador del partido.

Durante la Segunda República la Sección femenina realizaba tareas de apoyo a los militantes masculinos del partido, visitando a los presos y a sus familias y sirviendo de enlace entre éstos y la calle. Durante la Guerra Civil prestaban apoyo a las familias de los caídos fascistas en la contienda.

Pilar Primo de Rivera
A partir de la victoria franquista, el "caudillo" encomienda a la Sección Femenina la tarea de formar a todas las mujeres de España. En este momento, la Sección Femenina pasa a formar parte del aparato del Estado como integrante del Movimiento y de su política de feminización, consistente en la exaltación de los papeles que, tradicionalmente, cumplen las mujeres: el doméstico, de modo primordial, y la maternidad.

En la concentración-homenaje celebrada en Medina del Campo en mayo de 1939, quedaba claramente delimitada la función asignada a las mujeres por el movimiento:
"Estamos aquí reunidas sólo para festejar nuestra victoria y honrar a nuestros soldados. Porque la única misión que tienen asignadas las mujeres en la tarea de la Patria es el hogar".
El modelo de mujer que formula la Sección Femenina entronca, también, con la tradición católica más conservadora. Junto a la maternidad se exalta la feminidad, entendida como fragilidad, sumisión y espíritu de sacrificio. Con ello desaparece la capacidad intelectual, creativa y crítica de la mujer, convertida en una sombra del hombre.

El medio rural es el espacio más idóneo para desarrollar el modelo de mujer sacrificada y obediente, y allí se sitúan las Granjas-Escuelas que pretenden ayudar a las mujeres a montar pequeñas industrias domésticas y, más tarde, las Cátedras Ambulantes.
En los años 50, el declive de Falange en el Estado obliga a la Sección Femenina a burocratizar sus tareas, amparada por el aparato estatal, y al mismo tiempo incrementa su labor formativa en tres frentes: la formación nacional-sindicalista, la formación religiosa y la preparación de las mujeres para el hogar.

Todo ello se lleva a cabo en primer lugar, a través de actividades de formación obligatoria, como el Servicio Social para las mujeres solteras de 17 a 35 años. En segundo lugar, se realiza mediante el control de la educación en sus tres niveles: en la primaria las maestras deben ser todas de la Sección Femenina y asistir a sus cursillos. En la segunda enseñanza existe, desde 1941, la asignatura de Hogar, destinada a preparar a las jóvenes para su papel de madres y esposas; en este nivel educativo y en la Universidad existe, además, la asignatura de Formación del Espíritu Nacional.

Certificado que acreditaba haber realizado el Servicio Social
Como resultado de la aplicación de este modelo de mujer, esposa y madre, las mujeres, incluso las del régimen, quedaban alejadas de los centros de poder y decisión del Estado. La Sección Femenina, convertida en una institución del Estado perdura, con distintas modificaciones, hasta la democracia.

LA MUJER IDEAL DE PILAR PRIMO DE RIVERA.

- "Gracias a Falange, las mujeres van a ser más limpias, los niños más sanos, los pueblos más alegres y las casas más claras".

- "Todos los días deberíamos de dar gracias a Dios por habernos privado a la mayoría de las mujeres del don de la palabra, porque si lo tuviéramos, quién sabe si caeríamos en la vanidad de exhibirlo en las plazas".

- "Las mujeres nunca descubren nada; les falta el talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles".

- "La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular -o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse".


Fuentes:
- Wikipedia
- Con un pequeño gemido, basta - Tereixa Constenla
- Historia de las mujeres: una historia propia - Bonnie S. Anderson, Judith P. Zinsser


12 comentarios:

Cayetano dijo...

La Formación del Espíritu Nacional ("Política" la llamábamos nosotros) era asignatura de Bachillerato obligatoria , las chicas además tenían "Hogar" para aprender a ser obedientes y hacendosas amas de casa, pues esa era su misión en este mundo según la doctrina franquista que contaba con el beneplácito de la Iglesia.
Un saludo.

Kassiopea. dijo...

Sólo hay que ver las "perlas" soltadas por doña Pilar: las mujeres no tienen talento creador, les falta el don de la palabra, etc etc. Y supongo que a los hombres también se les inculcaban sus correspondientes obligaciones en la sociedad.

Saludos.

Cayetano dijo...

Sí, piensa poco y obedece a ciegas. Ya pensamos nosotros por ti.
¡Qué tiempos aquellos!

Oli dijo...

Desde luego eran otros tiempos. En el artículo casi sólo se resalta lo malo o lo distinto a la época que vivimos. Pero estas organizaciones también realizaron valiosas e importantes tareas sociales en un país destruido por la guerra y con una carestía de las cosas más elementales.
Deberíamos de aprender a ver la historia en el entorno en el que se produjo ese hecho y no tratar de aplicarle la situación y los valores actuales.
Saludos

Kassiopea. dijo...

Oli, no es la intención del post decir si la Sección Femenina era buena o mala o si realizó o no tareas sociales.
Simplemente he explicado qué era, quién la dirigía y qué doctrina enseñaba.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Es verdad que el “régimen” tenía un sesgo totalmente machista, el machismo que a mediados del siglo pasado imperaba en el mundo entero, quizá aquí algo más acentuado. Siempre los movimientos de liberación como los de libertad sexual, de la mujer etc… son consecuencia del desarrollo económico. Sumidos en la pobreza, poco más que sobrevivir, es lo que se puede hacer; pero, al margen de barbaridades como las que se atrevía a decir en voz alta doña Pilar Primo, y de la obligación de asistir a dicho servicio, igual que los hombres al servicio militar –los dos servicios suprimidos ya como obligatorios- he de decir que algún detalle positivo, política aparte, tenía; tengo en casa un pequeño librito sobre “Lecciones de Historia de España” de la Sección Femenina de F.E.T y de las J.O.N.S. de apenas 70 páginas que en extracto enseña la historia española desde los celtiberos hasta la dictadura de Franco; y quitando la parte final, comprensiblemente bien tratada al haberla editado la Regiduría de Prensa y Propaganda, lo enseñado en el librito sobre la historia general de España, digamos que hasta el siglo XIX, ya estaría bien que muchos jóvenes de ambos géneros lo aprendieran, eso sí en la escuela. Un saludo.

Kassiopea. dijo...

Claro que sí, dejando aparte el tema político e ideológico, está claro que algo bueno hacían, al menos algo útil enseñarían en las clases que daban.

Cayetano dijo...

Sin ánimo de polemizar, creo que no se trata de un problema de empatía, de ponernos en la mentalidad de entonces ni de ver si algo bueno hacían estos señores y estas señoras, sino de entender que aquello era una dictadura, que para el nacionalcatolicismo el sexo era pecado, la libertad una herejía, votar era cosa del demonio o del marxismo y consideraban a la mujer como una simple ama de casa sin derechos y a todos los ciudadanos, eternos menores de edad a los que había que conducir por el buen camino que trazaba la falange y la santa madre iglesia.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Y luego, claro está, hay un detalle muy importante: los que vivimos aquellos años grises y sin libertades, donde no podías expresar tu opinión porque te partían la cara. A un amigo mío que cometió el terrible delito político de pertenecer al clandestino sindicato Comisiones Obreras, una madrugada le reventaron la puerta de su casa a patadas y lo sacaron a bofetadas los de la Brigada Político Social y luego le interrogaron a golpes hasta que confesó que era de Comisiones. Estuvo una temporada entre rejas.
Los que no vivieron aquellos años a lo mejor tienen una visión más edulcorada de los hechos, pero no lo olvidemos: era una dictadura y como tal la gente no tenía derechos.
Perdona por el rollo, pero alguna vez he tenido alumnos jóvenes que disfrutan de las libertades que les ofrece la democracia, que expresan en el aula libremente su opinión y que son franquistas, cuando en aquellos tiempos en la escuela nadie podía opinar y tenías por narices que cantar el "Cara al sol" y aprender el catecismo de memoria porque no había libertad religiosa. ¿Cómo voy a ponerme en el lugar de esa gente si en esa misma época, en Francia, en Alemania o en Inglaterra había libertades?
Luego está el tema de si hicieron alguna cosa bien. ¡Sólo faltaba encima eso! También Stalin hizo cosas buenas por Rusia aunque convirtió a su país en un gigantesco campo de concentración. A las dictaduras, del tipo que sean, nunca hay que justificarlas.
Un saludo.

Kassiopea. dijo...

Cayetano, estoy de acuerdo en que las dictaduras no hay que justificarlas, sean del color que sean.

Mi madre tuvo que hacer el Servicio Social porque estas señoras pasaron por su pueblo con su Cátedra Ambulante. Y por lo que me cuenta, aquello consistió en asistir a unas cuantas clases de cocina y costura, por eso decía que algo enseñaban. Eso sí, obligatorio y con vistas a que se convirtieran en las amas de casa ideales.

Por otro lado, yo nací en el 71, por lo que se puede decir que no viví la dictadura, y afortunadamente no he tenido que sufrir represión ni falta de libertad. Que no estoy de acuerdo con las dictaduras, eso está claro.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

Madre mia! si hay algo peor que el machismo, es el machismo femenino...a Pilar Primo de Rivera decirla que era una iluminada! madre mia! quizás le habría venido bien que alguien le recordase nombres como el de Isabel la Católica, Marie Curie, Catalina la Grande, Cleopatra, Rosa Luxemburgo, Pardo Bazán, Mariana de Austria...etc etc etc...quizás así se le habrían ido de la cabeza esas ideas de que las mujeres solo sirven para tener hijos y limpiarle los calzoncillos al marido....menos mal que hemos evolucionado.

Saludos.

Miriam Rodríguez dijo...

Verdaderamente me horroriza pensar en esta organización y admiro el valor de estas mujeres, que les tocó un papel muy complicado en la sociedad franquista. Lo que me gustaría recalcar de el concepto de la Sección Femenina es su caracter conservador y ultracristiano de sus principios, ya que Europa por estos años era machista, pero España se llevaba la medalla de oro en este aspecto... contaba hace poco un profesor en clase, que las dirigentes de esta organización fueron a Alemania, siendo recibidas por diferentes asociaciones femeninas tambien de derechas, y que volvieron escandalizadas al ver a esas "vikingas" semidesnudas practicando deporte...

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.