22 de septiembre de 2009

"EL DAVID" DE MIGUEL ANGEL

"El David" es una escultura de mármol blanco de casi 5 metros de altura realizada por Miguel Ángel Buonarroti entre 1501 y 1504. La escultura representa al Rey David bíblico en el momento previo a enfrentarse con Goliat, y fue acogida como un símbolo de la República de Florencia frente a la hegemonía de sus derrocados dirigentes, los Médici, y la amenaza de los estados adyacentes, especialmente los Estados Pontificios. El David es una de las obras maestras del Renacimiento y una de las esculturas más famosas del mundo. Actualmente se encuentra expuesta en la Galería de la Academia de Florencia, aunque hasta 1910 estuvo ubicada en la Plaza de la Señoría de la capital toscana; desde entonces en su lugar se erige una copia de la obra a tamaño real realizada también en mármol. El David es la figura colosal de un adolescente desnudo, lo que permite el estudio anatómico del cuerpo, sometido a las desproporciones propias de la edad: cabeza grande, cuyo volumen aumenta la rizosa cabellera; brazos largos, manos grandes y pesadas; las caderas estrechas y las piernas excesivamente separadas. Los ojos, trabajados a trépano (instrumento que deja la huella de un agujero), marcan el iris, las niñas, los párpados y cargan su expresión de dramatismo. La idea de calma y reposo que apreciamos no se mantiene si analizamos en detalle la figura. Todos los miembros manifiestan un reposo tenso (marcando tendones, músculos, venas...), es la captación del momento anterior a la acción, la máxima concentración antes del acontecimiento. Hay tensión en el airado semblante que se carga de expresividad (Terrebilità). Tiene que enfrentarse a un gigante, va a defender a un pueblo y va a ser elevado a la categoría de lo heroico. Para construirlo, Miguel Ángel partió de un solo bloque muy alto y estrecho, lo que supuso una dificultad para el artista. El enorme bloque de espléndido mármol había estado abandonado y olvidado en los talleres del Duomo de Florencia durante casi 40 años, desde que Agostino di Duccio renunciase a sus intentos de esculpirlo en 1464, a resultas de los cuales la piedra quedó tan dañada como para temer que se resquebrajase al menor movimiento. El 2 de julio de 1501, los miembros de la Opera del Doumo (comisión de obras de la catedral) decidieron colocar la piedra en vertical y consultar a los artistas de la ciudad qué empleo podía dársele. Miguel Ángel Buonarroti, que tenía 26 años, solicitó que se le concediera la obra. Lo que decantó la elección fue la seguridad dada por Miguel Angel de que con el bloque de mármol sería capaz de construir aquella colosal estatua, sin necesidad de más piedras, y, además, hacerlo “ex uno lapide“, o sea, de una sóla pieza, estilo que estaba considerado como sólo propio para obras maestras. Miguel Ángel trabajaba 20 horas al día, bajo el implacable sol en verano y junto a humeantes braseros en invierno. Bajo la acción del cincel, la figura fue cobrando vida. La escultura que al fin surgió del mármol transmite una poderosa sensación de fortaleza gracias a la solidez del eje vertical que la recorre desde el pie derecho hasta la enorme cabeza. El David está considerado como prototipo del héroe del Renacimiento. Los escultores medievales representaban a los héroes cristianos vestidos; en el Renacimiento se adopta la desnudez que supone tanto el aplastamiento de los tabús medievales, como la idea platónica de que la verdad es igual a belleza. En mayo de 1504, Miguel Angel acabó la que es considerada como la escultura más bella y perfecta del mundo. Pero su Historia no acabó ahí, porque el detalle de su localización ya fue motivo de controversia. Inicialmente, la idea era colocarlo en la catedral apoyada en un contrafuerte, pero entonces se perdía la visión trasera de la estatua y la visión de la honda que iba a la espalda. En enero de 1504, 32 artistas y ciudadanos de renombre de la ciudad de Florencia se reunieron para buscarle emplazamiento. Se decidió que sería en la Piazza de la Signora. Pero la controversia no se quedó ahí, pues aquella mirada amenazante de la estatua era una cuestión políticamente crucial. Si la ponían mirando hacia Pisa, significaría el deseo de Florencia de reconquistarla, una ciudad que había sido ya florentina. Si se ponía mirando hacia Roma, parecería una mirada de despecho hacia un lugar donde el papa Alejandro VI había cobijado a los Medici que habían sido expulsados de la ciudad por el gobierno florentino. Finalmente, se escogió esta última, y fue tal el rechazo que tuvo entre el pueblo llano que en los cuatro días que duró el traslado del David desde el taller a su lugar de emplazamiento, fue apedreado.

12 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Qué grande Miguel Angel, qué grande!

AZAHARA dijo...

Es mi favorito, me encanta!! Estoy enamorada de sus obras. Me parece fuera de lo normal una persona con ese don para hacer tantas cosas (pinturas, esculturas, arquitectura) y todo de una manera soberbia!! Qué grande!

Negrevernis dijo...

Preciosa entrada, gracias. Miguel Ángel es el maestro absoluto, uno de los inmortales de la Historia.
Estupendísima la imagen del rostro con toda la fiereza de la mirada.
Saludos.

AZAHARA dijo...

El rostro es bestial y las venitas de la mano, es tan real. Increíble como se puede lograr sacar algo así de un bloque de mármol. Gracias Negrevernis.

Cayetano dijo...

Me impresionó esta escultura cuando estuve en el museo de la Academia en Florencia, también las piezas de los "Esclavos", aparentemente inconclusas. Es imponente. Ese gesto fruncido, esa mirada, con la piedra preparada, calculando, disponiéndose para la acción inmediata. Genial. Dicen que Miguel Ángel ante el bloque de mármol decía que el David estaba dentro y que el artista lo único que tenía que hacer es quitar lo que sobrase. Increíble.
Un saludo.

María Tudor dijo...

Sin duda, una de las grandes obras maestras en escultura. Supo imprimirle a un trozo de mármol una fuerza expresiva tremenda. Solo ver en detalle una de sus manos, ya te muestra la gran calidad técnica que tuvo este genial artista

Un saludo

AZAHARA dijo...

No he tenido el placer de verla en persona, me encantaría. Y pensar que la apedrearon!

Miguelo 87 dijo...

Miguel Ángel era soberbio, en el sentido de que era un gran artista y genio. El Renacimiento en todo su esplendor, y en mi opinión, mejor que Leonardo. XD

Saludos!!!

AZAHARA dijo...

Yo también lo prefiero a Leonardo, Miguelo.

Mac Dubh dijo...

Yo no he visto el David pero si vi una madonna inacabada en Milán en el Palazzo Sforza y me pareció un prodigio ya que en esta madonna, ella tiene 3 brazos...y la hizo con 85 años,wow. además me encanta por que nació un 6 de marzo y yo el 7 jejeje

jeffarias dijo...

En cuanto a escultura prefiero a Bernini, ya que su realismo y detalle son aún mayores, además de lograr un dramatismo tremendo en sus representaciones.... pero es cierto que Miguel Ángel fue uno de los más grandes artistas de todos los tiempos...

Andrés Ruiz González dijo...

En la biblioteca de la universidad en donde estudie existía una copia de esta escultura. Una maravilla :)

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.