18 de junio de 2009

Iván El Terrible

Iván IV Vasilievich apodado 'El Terrible', nació en Kolomenskoie (Rusia) en 1530 y murió en Moscú en 1584. Fue zar de Rusia desde 1547 hasta su muerte. Era hijo de Basilio III y Elena Glinski, y nieto de Iván III El Grande. Fue el primero de los príncipes rusos en hacerse llamar oficialmente 'Zar de todas las Rusias'. Fue coronado a los 3 años, al morir su padre en 1533. Su madre ejerció la regencia durante cinco años, hasta que fue asesinada por las familias boyardas (nobles) que se disputaban el poder. Ya al quedarse huérfano de padre, Iván empezó a sufrir toda clase de violencias y humillaciones por parte de una nobleza que lo utilizaba en sus intrigas y ambiciones. Pero la existencia del pequeño Iván empeoró cuando a los 8 años asistió al envenenamiento de su madre. Esta terrible infancia marcaría su futuro y el de toda Rusia, ya que lo haría vengarse de esa clase social que tanto daño le había hecho. De pequeño Iván disfrutaba reventando los ojos de los pájaros, abriéndoles las entrañas, y lanzando perros desde lo alto de las murallas del Kremlin, para deleitarse con sus gritos de agonía. Pero fue al cumplir los 13 años cuando empezó a hacer efectivo todo el odio acumulado durante su niñez. Su primer crimen lo cometió contra el príncipe Andrei Chuisky, haciendo que fuese despedazado por una jauría de perros hambrientos. Implantó un régimen de terror contra las clases altas de Rusia, y fue probablemente a partir de ese momento cuando se originó la terrorífica leyenda de Iván IV. En cuanto al gobierno de su imperio, apoyó a la civilización autóctona evitando en lo posible toda influencia extranjera. Alentó la creación de la Rada o Consejo Privado, aunque poco trabajo les dio a sus miembros, ya que las decisiones acostumbraba a tomarlas él unilateralmente. Hizo la guerra a tártaros, polacos y suecos. Su primera esposa se llamaba Anastasia Romanova, con quien se casó en 1547 y de la que tuvo seis hijos. La forma utilizada para elegir compañera ya da una pista sobre su carácter: obligó a que los nobles se presentaran en Moscú con todas sus hijas casaderas, que en total sumaban más de 700. Con la elegida, Anastacia, su matrimonio duró trece años, al cabo de los cuales ella murió envenenada. Después pasarían por su vida otras cinco esposas, que acabaron sus días a causa de muerte violenta (a una de ellas la mató a puñetazos) o enclaustradas en conventos de por vida. Algunas de las muchas víctimas de Iván IV fueron: - Aleksei Adachev, ex-oficial encarcelado que murió de hipotermia en su celda. - Feodor Basmanov, obligado a matar a su padre y luego, a su vez, ejecutado por parricida. - Eliseo Bomelius, médico del zar y proveedor de venenos, fue sentado sobre un potro de tortura y azotado y lacerado antes de ser rustido como un pollo. Murió a causa de las quemaduras. - Cornelius, abad. Fue aplastado por una piedra de molino. - Gran Princesa Eudoxia, tía del zar, ahogada. - Iván Ivanovich, Zarevich de Rusia, hijo y heredero de Iván El Terrible. Gravemente herido por un golpe de bastón en la cabeza propinado por su padre en un ataque de ira. Falleció tras cutro días de agonía. Como casi todos los déspotas, Iván era un hombre muy religioso. Se levantaba antes del alba a decir sus oraciones, y él mismo tañía las campanas llamando a los fieles a la oración. Tras cada nueva atrocidad cometida, le invadía un sentimiento pasajero de culpa, que le empujaba a entrar al templo más cercano a rezar escandalosamente, dándose fuertes golpes en el pecho y estrellando su frente contra el altar, hasta el punto de llegar a producirse heridas de consideración. Enfermo de sífilis, se hundió progresivamente en una locura furiosa que corresponde a la fase final de esta enfermedad, agravada por el tratamiento médico que consistía en la toma de mercurio en pequeñas dosis. Dicho tratamiento, corriente en la época, producía daños cerebrales irreversibles que derivaban en constantes cambios de humor, ataques de euforia y de cólera, y psicosis progresiva. Iván IV El Terrible murió cuando se disponía a jugar una partida de ajedrez, el 18 de marzo de 1584 a consecuencia de un ataque de apoplejía, después de pasar unos últimos días tormentosos sintiendo terror, sin dormir y padeciendo alucinaciones.

14 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Uf, ya de niño era un monstruo, menudo tipo.
Pobre esposa, estaria deseando no ser elegida. Menuda desesperacion al ver que habia resultado agraciada con la proposicion matrimonial del zar. Y encima murio envenenada la infeliz.
Todo un personaje, madame.

Bisous

Jordi dijo...

Menudo elemento.

RAMPY dijo...

Con razón le llamaban el Terrible
l,enfant terrible. Mon Dieu!
Un rampybeso

Kassiopea. dijo...

Era un psicópata.

AZAHARA dijo...

QUÉ HORROR DE HOMBRE... Y LA FOTO DA UN YUYU... SI YA DE NIÑO SE VEÍA VENIR. PODRÍAMOS HACER UNA SECCIÓN DE PSICÓPATAS PORQUE YA LLEVAMOS UNOS CUANTOS, EH? :)

Xibeliuss dijo...

Increible, vaya asesino.

Kassiopea. dijo...

Sí Azahara, además casualmente todos los tiranos, dictadores y déspotas tienen un perfil parecido.

HESAVI dijo...

Es cierto que la infamia y tiranez de Iván IV, es repudiable, pero también debemos entender que el origen de ello es debido a un trauma causado en su niñez, esto para el que conoce la historia, traigo a colación esto por que en nuestra sociedad actual no hay el mejor trato tanto para nuestros niños como para con los jovenes, lo que podría originar muchos "Ivan IV" o Iván el terrible.

Alisa Raskolnikova dijo...

Rusia ha sufrido miles y miles de tiranos a lo largo de la historia... Es una país con una cultura, música, literatura e historia fascinantes que cada día me enamora más, y sin embargo un país grande y vacío, de una belleza hermosa, y a la vez hermosamente triste, como su gente... Muy atrasado hasta el siglo XIX cuando tuvo un auge cultural en música (Mussorgsky, etc), literatura (Tolstoi, Dostoievski...), etc... Crecimiento económico y tecnológico muy considerable durante el estalinismo y la era soviética, aunque ahora de nuevo sea un país pobre. Rusia siempre sufrió el problema de las clases sociales demasiado desequilibradas económicamente, desde sus siglos de zares, donde era muy evidente hasta incluso ahora, donde el salario medio de una persona en Moscú es de 200-300 euros y donde sin embargo se encuentran sólo en esa ciudad más de 10 de las 50 personas más ricas del mundo... Qué decir, elementos como este hombre al que se refiere el artículo, si bien posiblemente el más cruel, ha dado la madre Rusia y seguirá dando... Así ha generado Rusia tal como la conocemos hoy. Grande, hermosa, triste, de gente fría y muy suya... Fascinante cuanto menos, doloroso su recuerdo histórico... Amor con dolor, esa es la historia rusa.

Nativa dijo...

Por algo dicen que los sicópatas se forman de niños... ¿qué más querían con la infeliz niñez del pobre? pues claro que le afectó mentalmente. El odio corrompe el corazón y la sed de venganza enloquece, sin considerar además la sífilis y los "remedios caseros de la época"... mercurio con lo tóxico que es.
Creo que Anastasia fue su apoyo ya que la era más equilibrada de este Zar fueron esos 13 años.
Además hay que considerar que sus años de Zar hicieron grande a Rusia, tampoco lo lapidemos tanto, independiente de su perturbación mental.

El Conde Sinistro dijo...

Yo siento mucha pena por los rusos del siglo dieciocho, en especial por Iván el Terrible.Si hubiesen envenenado a mi madre, yo hubiera actuado igual.

El Conde Sinistro dijo...

Yo siento mucha pena por los rusos del siglo dieciocho, en especial por Iván el Terrible.Si hubiesen envenenado a mi madre, yo hubiera actuado igual.

Ivan Buccafusca dijo...

No hay duda de que fue uno de los más grandes asesinos de la historia, pero también fue una persona incomprendida al igual que Adolf Hitler, ¡Ojo! No estoy defendiendo los terribles actos que cometieron. En fin, ¿alguien podría darme el numero de asesinatos que cometieron él y su ejército?...

Noemi Valdez dijo...

RE: Ivan Buccafusca.
Una vez leí en un libro de historia poco explícito, que sus asesinatos fueron de entre 20 a 60 millones de personas (aproximadamente), más que Hittler.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.